Skip to content

C'mon Gipsy!

7,00 5,60

In stock

7,00 5,60

Formato
This option is not required
7" Colour 7" Colour
Clear selection

7,00 5,60

Los Pennycocks son demasiado mods para los punks, demasiado punks para los mods, y demasiado, así, en general y en cursiva. El single que les acaba de sacar BCore, avanzadilla de lo que será su segundo LP, afianza su desprecio al punk reserva 1977, enarbola sus pretensiones de recuperar el sonido 1979 y consigue fidelizarnos de nuevo al street pop ya bien entrado el horror2016. Cronologías a parte, Pennycocks lo molan todo, y no hace falta que venga yo a decírtelo: en Too cool for school ellos mismos te lo repiten una y otra vez durante lo poco más de minuto y medio que dura el (desde ya) hit. C’mon Gipsy y Nowhere to go no van a la zaga: coros, parches en la tejana y, si se tercia, hostias en el bar. Pennycocks son como masticar chicle de menta en la parte de atrás de un coche patrulla; naïfs pero agresivos; sin formas pero con alardes. Pennycocks, una vez más y en plástico negro, nos recuerdan por qué eran tan divertido ser un punkconparka. Y es que a veces, y ésta es una, con sentarte cinco minutos al lado de un tocadiscos es más que suficiente.

Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp

Busqueda Avanzada

Por favor espere mientras buscamos en la base de datos. Gracias...

Search
Generic filters