10 claves para conocer a PennyCocks 14 julio, 2016 – Publicado en: BCBlog, News BCore, Opinión, Pennycocks

En su segundo LP, Fake Gold and Broken Teeth, PennyCocks rescatan y lavan la cara a algunos de sus clásicos favoritos, canciones de bar de carretera de los 50s, piezas de punk antes del punk. Una de ellas es este “Jibba Jab” de Tic & Toc, que ayer se estrenó desde El Sótano de Radio 3, como adelanto de este disco que publicarán el próximo 13 de septiembre. Queríamos indagar en algunos detalles más, tanto de la banda como de este álbum que se avecina, así que le hemos dado la palabra a su frontman Adrià F. Marquès, que nos cuenta con estilo y gracia desde sus influencias originales hasta los periplos del proceso (y algún truco secreto, como la magia del grog para grabar unos buenos coros).

Sobre sus orígenes:

 Todos formamos parte del boom que hubo a final entre los 90 y principios del 2000. Crecimos escuchando bandas británicos de la década de los 70 y de los 80s; También mucha música negra (soul y reggae, mayormente). Por entonces, era común que hubieran muchos conciertos y pinchadas en Barcelona, por lo que solíamos escaparnos del pueblo e ir a ver bandas o bailar en clubs pequeños y oscuros. En estos ambientes nos fuimos conociendo todos, excepto yo y Rob, que somos de la zona del Alt Maresme y estábamos en la misma pandilla de teenagers. Nos hacíamos llamar The Moloko Boys (yo era el mayor con 18 y Rob el mas peque con 13 o 14).

Sobre las etiquetas de género:

Suponemos que encajamos en el punk rock con cierto regusto viejuno. Lo de las etiquetas es cosa de críticos y connaisseurs, a nosotros ni nos va ni nos viene. A veces nos ponen en el saco “mod”, pero no tenemos absolutamente nada que ver con ello. Amamos el soul, el rythm and blues y a los Jam, pero somos unos pordioseros comparados con ellos. Como decimos en “It’s My Life”: “I’ve got the style but not the grace”.

 Sobre las influencias:

Supongo que nuestras tres mayores influencias serian The Jam en lo melódico, Cockney Rejects en lo bruto y Stiff Little Fingers en el sonido. Casualmente hemos compartido escenario, bebida y sustancias con estas bandas, exceptuando a los Jam, que nunca se han vuelto a reunir, ¡una pena!


07_cdinsert_Pennycocks

Sobre la grabación en Kapita Studio:

Kapita es nuevo estudio de grabación montado por dos amigos nuestros, con los que Rob -nuestro batería- solía trabajar de técnico de sonido y pipa. Son dos chicos de nuestra quinta y de nuestra zona del Maresme con los que nos entendemos muy bien, así que desde el primer momento sabíamos que no podía salir mal. Además son unos locos de los artilugios de grabación antiguos, son realmente unos sabuesos encontrado verdaderas gangas a la venta, por lo que su estudio tiene una buena colección de cabezales, guitarras y pedales de lo más extraños.

Sobre los artistas invitados:

Siempre hemos tirado de colaboraciones de colegas. En este disco han participado gente de Los Retrovisores y The Penguins en el hammond y los vientos. Tenemos muy buena relación con ellos desde hace años y ya habían colaborado anteriormente en el otro álbum. Saben darle un toque muy años 60s, que era lo que buscábamos para algunos temas. Carlos “El Barato” también tocó unas pianolas de saloon realmente endiabladas, junto a la harmónica de Victor Strongboy y el contrabajo rocker de Eric Fece le dieron un plus de frenetismo a “Jibba Jab”, por poner un ejemplo. Mención especial a los coros de Eric Sueiro de The Saurs, que prestó su angelical voz en un par de tardes, en las cuales tomábamos como locos grog (ron con agua caliente y limón), con la excusa de que era bueno para la garganta. Acabamos por los suelos. Además también colaboraron integrantes de bandas colegas como Aitor de The Kongsmen y Meetup o Javi y Martini de The Bite.

Sobre las versiones:

Siempre hemos tocado varias versiones en directo, esta vez quisimos probar con canciones antiguas que nos gustaran y llevarlas a nuestro terreno. Una de ellas es esta“Jibba Jab”, una vieja canción de rythm’n’blues de negros gritones de los 50s. La solíamos escuchar en la furgoneta en los viajes y la cantábamos a grito pelado, así que no fue difícil tocarla. De hecho, no iba a entrar en el álbum y gravamos las guías de una toma como prueba. También hay otra versión de los 50s, “Bottle of wine”, una canción bastante destroyer sobre alcoholismo y vagabundos; muy dura para la época, pero con sentido del humor. Por último hay una adaptación de los Equals, banda de los 60s que son la hostia y punto.

11_cdinsert_Pennycocks

 Sobre el mensaje:

Ahora las cosas se han calmado, pero cuando has crecido, ves que la juventud se va esfumando y ni siquiera has logrado acercarte a tus sueños porque, sencillamente, ha sido imposible. No puedes forjar un futuro si no eres el hijo de alguien o tienes algún tipo de enchufe. Da igual si has estudiado, da igual que te esfuerces. A menudo la única salida es huir a otro país o seguir trabajando de camarero o en una oficina, mal pagado. En este disco decimos que somos conscientes de ello, pero también gritamos que exigimos una oportunidad, porque nos la merecemos. De todas formas no sufrimos, porque somos todos unos pequeños diablillos gitanos de lo más espabilados.

Sobre sus personajes:

Siempre los hay, en “C’mon Gipsy” hablamos también del típico delincuente juvenil que es el top de la zona, pero anclado en un barrio del que realmente no es capaz de salir. Son historias de chungos de pueblo, que por algo somos de la periferia. Siempre hablamos de gente conocida, de nuestra adolescencia sobretodo, o de nosotros mismos y los problemas que nos rodean y persiguen. ¡Y de desamores, claro! En nuestro astuto viraje hacia el pop.

Sobre la antigua formación:

No es lo mismo tener 20 que 20 y muchos. Al principio todo es un poco joie de vivre y después te das cuenta que a lo mejor tienes que hacer algo con tu vida. Estos cambios también afectan a la banda, empiezan las responsabilidades, por lo que tienes menos tiempo libre para dedicarle, pero aun así seguimos dándole con igual de intensidad. Los cambios en la formación siempre han sido por lo mismo, por falta de trabajo y posterior emigración de los miembros. Creamos el grupo en pleno auge de la crisis, por lo que nuestro primer bajista Héctor, tuvo que mudarse a los 6 meses a Berlín para buscarse la vida. A los pocos años, Pablo (batería), tuvo que hacer lo mismo y se mudó a Belfast, aunque hace poco volvió y acaba de ser padre. De todo este tema hay una canción llamada “Over Again” que habla de ello.

08_cdinsert_Pennycocks FOTO

Sobre el diseño:

Del diseño, al igual que los otros discos, me encargué yo. Con el single tomé de referencia los dibujos de cajetillas de cerillas de principios/medianos de siglo. La verdad es que me vuelven loco y tengo unos cuantos libros del tema. Acerca del álbum, tiene inspiración totalmente 70era, con una portada muy gráfica y inspiración en cómics de los años 50. Firmando como El Marquès suelo hacer un poco de todo, mayormente ilustración y diseño. La verdad es que es un poco loco ya que he hecho de todo. Desde ilustraciones para revistas, tiras cómicas para periódicos, escaparatismo, carteles, diseños de discos… ¡Incluso estuve trabajando para el Museo de Historia de Cataluña haciendo ilustraciones históricas para la exposición permanente! Un poco esquizofrénico todo.

Puedes seguir el trabajo de El Marquès aquí.

Fotografíes de  Mireia Bordonada

 

# Cockney Rejects, los retrovisores, Meetup, MolokOi!, pennycocks, Stiff Little Fingers, The Bite., The Equals, The Jam, The Kongsmen, The Penguins, The Saurs, Tic & Toc,