Carrito 0
Grit

Grit

Solo quedan 1 disponibles

LP 16.00 
No Fun At All publicaron en la década de los noventa tres discos que les convirtieron en uno de los buques insignia de la réplica europea al éxito del punk rock californiano de la época. A la vez que Brett Gurewitz triunfaba con su discográfica Epitaph gracias al éxito de bandas como The Offspring, Rancid o NOFX, Burning Heart Records emergía como su comparable escandinavo amparando bandas como Millencolin, Satanic Surfers o los mismos No Fun At All. Los tres primeros discos de la banda no tienen desperdicio. "No straight angles", "Out of bounds" y "The ... Ver más
big knockover" son ejemplos de media hora escasa de cómo dar zapatilla de la buena y meter unos estribillos de caerse de espaldas, acompañados por unas guitarras de las más interesantes que surgieron del género en aquella época dorada. Pero como a todas las bandas que se quedaron en un segundo plano de relevancia, No Fun At All empezó a sufrir en este siglo la decadencia del punk rock y las desavenencias entre sus miembros. Esto, unido a discos de menor calidad como State of Flow y Low rider, ha llevado a una situación en la cual la banda, durante los últimos años ha vivido fundamentalmente de un cúmulo de separaciones, hiatos y giras de reunión de las cuales parecen querer salir con la publicación de este "Grit", su primer disco en diez años. Aún siendo verdad que "Grit" muestra un nivel aceptable para auto justificarse en la discografía de la banda, también es verdad que es un disco al que claramente le faltan esos hits que tan fácilmente eran capaces de parir hace veinte años. Les salían como churros. Y esa habilidad ya no está ahí. Y ojo, las doce canciones de "Grit" son buenas canciones, pero me cuesta elegir las mejores del disco (me decanto por la inicial "Spirit" y "Forth"), y sobre todo, ninguna de ellas está a la altura de himnos de la banda como "Master celebrator", "Catch me runnning round" o "Out of bounds". Lo que sí parece definir este "Grit" es una vuelta a las raíces. Entiéndanme. No es que No Fun At All se hayan pasado nunca a la electrónica, pero tanto "State of Flow" como "Low rider" tenían canciones más pausadas, largas y digamos que más elaboradas en lo instrumental. "Grit" sin embargo vuelve a tener como eje central canciones de dos o tres minutos, buscando el estribillo pegadizo y guitarras a toda pastilla. Apenas el corte de cierre, "You´re in control", da un ligero respiro en cuanto a velocidad pero también manteniendo la esencia de No Fun At All. En definitiva, un disco más que bienvenido después de diez años de silencio en cuanto a nuevo material se refiere, que cumple de cara a los fans que hemos seguido a No Fun At All desde sus inicios, pero que desde luego queda lejos de los tres discos de cabecera de la banda publicados en los noventa, cuyos himnos seguirán dominando sus conciertos. Por mucho tiempo. (Zona Zero) Ver menos
Formato

LP

Sello

La Agonia De Vivir