Carrito 0
La primera referencia de BideHuts es el último larga duración editado hasta la fecha por los irundarras. Este nuevo trabajo ha supuesto un pequeño reajuste en la formación tras la marcha de Aida. Javi retoma la guitarra e Ibán vuelve a ocupar una de las baterías para afrontar esta nueva etapa del grupo. Con este disco, Lisabö dan un paso más en la gestión de su propia música. En primer lugar, "Ezlekuak" (BIdeHuts, 2007) ha visto la luz en BideHuts, la plataforma que comparten con Inoren Ero Ni, Anari y Hotel. No es ... Ver más
este un sello al uso, sino una estructura más flexible en que cada grupo disfruta de una mayor independencia y de una mayor libertad de movimientos para dar forma a sus creaciones. En segundo lugar, han registrado sus derechos de autor a través de Creative Commons, y no a través del cauce habitual de la SGAE. El disco, formado por ocho temas, inicia su andadura con un potente arranque, marcado por unas ruidosas guitarras y golpes secos del dúo de baterías ("Hazi eskukada I"), que nos dan el aviso de que este no va a ser un disco precisamente sosegado y tranquilo. "Alderantzizko magia" destaca por su sólida línea de bajo, sobre la que el resto de elementos edifican constantes variaciones, hasta concluir en un poderoso final que da paso a la emocionante "Sekulan etxean izan ez". En este corte, el chelo de Maite Arroitajauregui, como ya sucede en discos anteriores, vuelve a ampliar la paleta sonora del quinteto guipuzcoano. En el binomio perfecto que forman los dos últimos temas se condensa de manera admirable la energía habitual de Lisabö. La primera de ellas, "1215. Katean", arranca sin concesiones en los dos asaltos sucesivos de las voces. Tras el fulgurante comienzo, el sonido se remansa en desarrollos más largos hasta dirigirse, entre espasmos eléctricos, a una desembocadura en que la voz de Javi brota cada vez más despojada. A renglón seguido, la creciente "Nekearen teoria" pone el broche final al disco. Repleto de altos y bajos, el tema se dilata en la búsqueda de un momento climático, siempre latente pero no revelado hasta la acometida final. Lisabö con este disco han demostrado su capacidad para dar una vuelta más de rosca a su personalísimo sonido. Una evolución de la que también es innegable partícipe el letrista Martxel Mariskal. Ha conseguido desarrollar unas letras en las que, a partir de la excusa de los “no lugares” (título del disco en castellano), se adentra en los terrenos farragosos de la falta de identidad de los individuos, en un mundo cada vez más impersonal. Pero su gran logro está en que sus palabras no muestran, sino que insinúan a través de imágenes que esconden el dolor por pérdida de un tiempo pasado que nos es ajeno. Estos textos, que fueron adaptados a la base musical que previamente habían preparado Lisabö, están perfectamente integrados en las canciones, y no solo a nivel de contenido. Las letras revelan el trabajo que se ha llevado a cabo para realzar la vertiente puramente rítmica y sonora de la lengua. (La Fonoteca) Ver menos
Sello

Bidehuts

Formato

LP + CD