Saïm 6 junio, 2017 – Publicado en: BCBlog, Entrevistas

No me gustan mucho las ensaïmadas, creo que es lo que menos me gusta de la cocina de Mallorca, esa isla en forma de cabeza de caballo que, para los que no lo sepan, es mucho más que Air Berlin, los jubilados alemanes, Magaluf, “el abrevadero de Inglaterra” y el epicentro del turismo alcoholizado de ‘balconing’ i ‘mamading’ (sic). Una vez nos hemos quitado todos los tópicos de encima, es el momento de decir que, sin embargo, sí me gusta Saïm, un grupo mallorquín que se han bautizado como uno de los componentes más importantes (tanto morfológica como gastronómicamente hablando) de este producto repostero ruediforme. Escuché una sóla canción de su último disco Accidents y ya estuve enganchado. Sonaban a todas las cosas que me gustan: himnos emocionantes de redención y supervivencia con el añadido de unas preciosas letras personales en catalán/mallorquín. En tres semanas he pasado con ellos el proceso que con otros grupos me ha costado años: escuchar, gustar, repetir, alucinar, comprar disco y camiseta, contactar con grupo, entrevistar, quedar con ellos para comer. Y esto no lo hago yo por cualquier mindundi que se cruza en mi camino. Venid a que os presente a su cantante y guitarra, Joan Roig, ya veréis que majo!

(Versión original en catalán/mallorquín al final)

No hay que ser muy espabilado para ver qué grupos os han inspirado más: se nota mucho la influencia de los grupos de Dischord y de Washington DC en general (Jawbox, los grupos del ‘Revolution Summer’, etc). ¿Como y cuando descubrísteis esta música? ¿Llegásteis a ella directamente o después de mucho ensayo y error?
“Me encanta que me preguntes esto”. Ahora en serio, como todos los de mi generación empezamos escuchando Nirvana (el vinilo que compró mi hermana mayor), Smashing Pumpkins y todo la movida aquella de los 90 que nos llegaba por la tele. Después todo vino un poco rodado, ya tirando hacia el punk-rock de Bad Religion, Green Day, etc. Sin la facilidad de internet, descubrí muchos grupos nuevos, de punk y hardcore en Runaway, tienda mítica y de los pocos lugares en Mallorca donde podías encontrar música más desconocida y minoritaria, pero interesante. Y después toda la parte Dischord, Touch and Go, Bcore, la fui descubriendo en Barcelona cuando iba a la universidad. Recuerdo comprar el disco de Aina de la avioneta y preguntarme qué era eso. Después un compañero de la facultad me dejó unos CDs: Jawbox, Superchunk (que ya los habíamos visto en Mallorca), Jawbreaker, Smart Went Crazy y me lo trastocaron todo un poco. Dani y Natalia son de otra generación y probablemente te dirían otras influencias, pero al final todo va a parar al mismo sitio.
Y el sonido de guitarras parte un poco de esta base, aunque ahora me estoy decantando hacia una manera más sencilla de hacer, más digerible y pop, pero siempre dando su parte de importancia a las guitarras con una base firme y contundente.

Aparte del punk y / o hardcore americano de finales de los 80 o 90 qué otras músicas o cosas os inspiran?
La verdad es que escuchamos cosas muy diferentes los tres, curiosamente el tipo de música que menos escucho es el que hacemos nosotros. He descubierto muchos grupos más experimentales, también post-punk, pop y electrónica que me encantan. También me inspiran mucho las bandas sonoras de películas. Pero al final, acabo volviendo atrás, revisitando clásicos. Con la oferta que hay ahora de grupos buenos es una locura intentar escucharlo todo. Y los jovencitos de ahora tocan de coña, tío …

Durante muchos años (especialmente durante los años 90 con el ‘indie’ español) se ha repetido la cantinela que el inglés es el mejor idioma para el rock’n’roll, pero ahora ya hace unos años que muchos grupos se pasan a su idioma materno a la hora de cantar. Por tu parte, con tu anterior grupo (Shenobi) cantábais en inglés ¿Qué te hizo decidir a cantar en tu propia lengua a la hora de empezar Saïm?
Al final, la música que hacemos es anglosajona, eso es un hecho, pero el idioma pienso que puede ser cualquiera, no debería afectar. Y cada lengua tiene sus partes buenas y malas a la hora de componer y cantar, ya sea por facilidad de síntesis, sonoridad, etc. Lo que sí sé es que cada vez me siento más cómodo cantando en mi lengua. Al principio me daba un poco de vergüenza, rollo “Juan (el técnico) bájame un poco la voz”, como que te sientes mucho más tú y más desnudo. Ahora creo que ya me estoy acostumbrando y me gusta mucho más que se me oiga.

Cada vez me siento más cómodo cantando en mi lengua. Al principio me daba un poco de vergüenza, como que te sientes mucho más tú y más desnudo. Ahora creo que ya me estoy acostumbrando y me gusta mucho más que se me oiga

Te gusten o no ¿estás de acuerdo que, tras el mayormente infecto y mal llamado “rock catalán”, tus paisanos Antònia Font fueron cruciales (no sólo en las islas Baleares sino en el resto de los territorios catalanoparlantes) para darnos cuenta de que se podía hacer música inspiradora y emocionante en catalán?
Estoy muy de acuerdo y, además, Antònia Font me gustan mucho, pienso que Batiscafo Katiuscas es una obra maestra. A ellos se les debe reconocer y agradecer el uso de la lengua de una manera, digamos, un poco diferente a lo que siempre habíamos oído, como dices tú con el “rock catalán” (¿Acaso diríamos “Rock inglés”?) y que tantos prejuicios creó, al menos por lo que yo sé. Aquí en Mallorca también había otro grupo que me encantaba, que considero que era bastante personal y diferente a la hora de utilizar el catalán, dentro de esa etiqueta, que eran el grupo Tots Sants. Por suerte, parece que ese momento ya ha pasado y ya podemos hablar de hacer rock, música, sin tener que usa el idioma como si fuera algo excepcional o como una etiqueta, sea cual sea.

Y ya que hablamos del idioma: el hecho de bautizaros como Saïm [“manteca” en mallorquín] es algún tipo declaración de intenciones? Seguramente sea esta una de las palabras más mallorquinas que se me ocurren ahora mismo, presente incluso en la palabra enSAÏMada.
Diría que un poco sí. El “saïm” es como una palabra y un producto muy nuestro, eso me gusta, como decir “Somos de aquí ¿qué pasa?” y también tiene un punto asqueroso y punk que equilibra la cosa. Como no puedo huir de ello, estéticamente me parece una palabra preciosa, y la diéresis le da mucho carácter, como siempre nos recuerda Tomeu Mulet [de los grupos Beach Beach, Kana Kapila, Polseguera].

¿Qué otros grupos (de Mallorca o de la península) consideráis compañeros de trayecto? ¿A qué grupos seguís, vais a ver, de quién compráis sus discos?
Nos llevamos muy bien con todos los grupos con los que tocamos, siempre son buena gente y así da gusto. Eso que dices de compañeros de trayecto, más que por la parte musical (que también), en lo personal o en la actitud de cómo hacer las cosas nombraría a: L’Hereu Escampa, Polseguera, Tano, No more lies, Nueva Vulcano, etc. De Mallorca nos gustan mucho todos los grupos de Bubota Discos, y también Da Souza, Beach beach, Ora, Miquel Serra, etc. También hay una hornada muy interesante de grupos post-rock como FEA, Marasme, Fura o Siberian Escape. Y últimamente también me he hecho muy fan de los Zulu  Zulu, que son buenísimos.
Creo que con lo que tenemos aquí, muy cerca, acabo comprando casi toda la música a gente y grupos que conozco personalmente, antes que a grupos de fuera.

El “saïm” es como una palabra y un producto muy nuestro, eso me gusta, como decir “Somos de aquí ¿qué pasa?” y también tiene un punto asqueroso y punk que equilibra la cosa

La mayoría de grupos mallorquines actuales que conozco y me gustan (como Da Souza o Beach Beach) viven en Barcelona. ¿Crees tú que es necesario dejar la isla para tener un poco más de repercusión? ¿Cómo se lleva el hecho de tener allí un grupo?
Sin lugar a dudas. Si quieres llegar a más gente tienes que salir, no hace falta mudarte a vivir fuera, pero sí salir a tocar. Aquí la cosa está difícil, y piensa que tocas tres veces y ya cansas porque vendrá el mismo público. Aquí hace mucha falta una cultura de conciertos, un público fiel y un circuito de conciertos de calidad, que venga quien venga sepas que valdrá la pena. Sin contar los festivales, que son fiestas al fin y al cabo. Creo que hace falta diferenciar entre cultura y fiesta. Evidentemente que va ligado pero no son la misma cosa. Hablo de salas y lugares acondicionados y de un público o escena. Y no lo hay. Esto se está intentando y, como soy optimista, pienso que la cosa está cambiando, que hemos tenido años muy duros pero ahora la gente joven se mueve mucho, hace cosas, asociaciones, monta salas de conciertos, exposiciones. Hay creatividad por todas partes y eso es fantástico. Sólo tienes que saber dónde encontrarla.

En el Bandcamp de Bubota Discos, vuestra discográfica, se dice que Accidents, vuestro último disco, “parece hablar a partes iguales de fracaso y de su remedio, de la caída y el resurgimiento”. ¿Es así? ¿Os ha dado muchas ostias la vida? ¿Es por esto que habéis titulado el disco “Accidentes”?
El concepto “accidentes” surge de todo aquello que nos pasa y que, en principio, es negativo sin que lo podamos controlar, por azar, mala suerte y que no tenemos planeado. Es un poco como las canciones, los cambios que vienen y se van, los accidentes en principio son negativos pero a la larga pueden ser muy positivos. También está ligado a las heridas o cicatrices que vamos recibiendo por accidente, como accidentes geográficos y que están allí, que nos dicen que hemos vivido, fotografías de momentos puntuales y que nos confirman que el tiempo pasa. Y que todos los que estamos aquí y ahora, somos supervivientes de los accidentes diarios.

El concepto “accidentes” surge de todo aquello que nos pasa y que, en principio, es negativo sin que lo podamos controlar. Todos los que estamos aquí y ahora, somos supervivientes de los accidentes diarios

¿En qué te inspiras a la hora de escribir las letras?
No creo que haya una inspiración concreta, pero sí  es seguro que no sé hablar de nadie más que no sea yo y de lo que tengo alrededor. En este disco quizás me he centrado mucho en el paso del tiempo, por mi edad y de lo que supone que esta implica. También saco muchas ideas de lo que leo y del cine sobre todo. Y acabo haciendo estos collages mediante asociaciones de ideas, jugando con las frases y palabras, siempre con tendencia a la abstracción. Es divertido.

¿Hacia donde crees que irá el sonido del grupo en un futuro? ¿Queréis seguir mejorando pero en una onda similar, o deseáis probar cosas nuevas?
Pienso que ahora que tenemos un sonido como muy definido (con los dos discos), es hora de probar cosas nuevas, experimentar un poco, pero seguro que no cambiaremos la formación de guitarra, bajo y batería. Todos tenemos una manera de tocar ya muy definida y prefiero no meter más instrumentos, que son más variantes en la ecuación y suponen más decisiones y dudas. No quiero darle muchas vueltas tampoco, que salga lo que salga. Al final haremos lo que podremos, y básicamente, intentaremos hacer mejor canciones con ganas e ilusión, que de eso se trata.

Podeís escuchar y comprar sus discos en bandcamp:
Saïm: https://saimtheband.bandcamp.com/
Bubota Discos: https://bubotadiscos.bandcamp.com/


VERSIÓ ORIGINAL EN MALLORQUÍ:

No cal ser molt espavilat per saber quins grups us han inspirat més, es nota molt la influència dels grups de Dischord i de Washington DC en general (Jawbox, els del ‘Revolution Summer’, etc). Com/quan veu descobrir aquesta música? Hi veu arribar directament o després de molt assaig i error?
“M’encanta que me demanis això”. Ara en sèrio, com tots els de la meva generació vàrem començar escoltant Nirvana (el vinil que va comprar la meva germana major), Smashing Pumpkins i tot la moguda aquella dels 90 que ens podia arribar per TV. Després tot ve una mica rodat, ja tirant cap al punkrock de Bad Religion, Green Day, etc. Encara sense la facilitat d’internet, vaig descobrir molts grups nous, de punk i hardcore a Runaway, tenda mítica i dels pocs llocs a Mallorca a on podies trobar música més desconeguda i minoritària però interessant. I després tota la part Dischord, Touch and go, Bcore, la vaig anar descobrint a Barcelona quan anava a la universitat. Record comprar el disc d’Aina de l’avioneta i demanar-me què era allò. Després un company de la facultat me va deixar uns Cds: Jawbox, Superchunk (que ja els havíem vist a Mallorca), Jawbreaker, Smart went crazy i me varen canviar una mica tot. En Dani i na Natàlia són d’una altra generació i te diran unes altres influències, segurament, però al final tot va cap allà mateix.
I el so de guitarres parteix una mica d’aquesta base, tot i que ara m’estic decantant cap a una manera més senzilla de fer, més digerible i pop, però sempre donant la seva part d’importància a les guitarres amb una base ferma i contundent.

Apart del punk i/o hardcore americà de finals dels 80 o 90 quines altres músiques o coses us inspiren?
La veritat és que escoltam coses molt diferents els tres, curiosament el que menys escolto és aquest tipus de música com el que feim. He descobert molts grups més experimentals, també post-punk, pop i electrònica que m’encanten. També m’inspiren molt les bandes sonores de pel·lícules. Però al final, acab tornant enrere, revisitant clàssics. Amb l’oferta que hi ha ara de grups bons és una locura poder escoltar-ho tot. I els jovenets d’ara toquen de conya tio…

Durant molts anys (especialment durant els any 90 amb l’’indie’ espanyol) s’ha repetit la cantarella que l’anglès és el millor idioma pel rock’n’roll, però ara ja fa uns anys que molts grups es passen al seu idioma matern, o com a mínim al castellà. Amb el teu anterior grup (Shenobi) cantàveu en anglès. Què et va fer decidir a cantar en la teva pròpia llengua a l’hora de començar Saïm?
Al final, la música que feim és anglosaxona, això és un fet, però l’idioma pens que pot ser qualsevol, no hauria d’afectar. I cada llengua té les seves parts bones i dolentes a l’hora de compondre i cantar, ja sigui per facilitat de síntesi, sonoritat, etc. El que sí sé és que de cada vegada me sent més còmode cantant en la meva llengua. Al principi me feia una mica de vergonya, “Joan (el tècnic) baixa’m una mica la veu” com a que te sents molt més tu i més nu. Ara crec que m’estic acostumant ja i m’agrada molt més que me sentin.

Cada vegada me sent més còmode cantant en la meva llengua. Al principi me feia una mica de vergonya, com a que te sents molt més tu i més nu. Ara crec que m’estic acostumant ja i m’agrada molt més que me sentin

T’agradin o no, esteu d’acord que, després del majorment infecte i malanomenat “rock català”, els vostres paisans Antònia Font van ser crucials (no només a les illes sinó a la resta de països catalans) per adonar-nos-en que es podia fer música inspiradora i emocionant en català?
N’estic molt d’acord i, a més, Antònia Font m’agraden molt, pens que el Batiscafo Katiuscas és una obra mestra. A ells se’ls ha de reconèixer i agrair l’ús de la llengua d’una manera, diguem, una mica diferent a allò que sempre havíem sentit, com dius tu amb el “rock català” (diríem “Rock anglès”?) i que tants prejudicis va crear, almenys fins allà on jo sé. També aquí a Mallorca hi va haver un grup que me va encantar a l’adolescència que per jo era bastant personal i diferent a l’hora d’utilitzar el català dins aquesta etiqueta, que eren els Tots Sants. Per sort, això pareix que ha desaparegut i ja podem xerrar de fer rock, música, sense haver d’anomenar la llengua com si fos una cosa excepcional o com una etiqueta, sigui quina sigui.

I ja que parlem de la llengua: el fet de batejar-vos com Saïm és algun tipus declaració d’intencions? (Segurament sigui una de les paraules més mallorquines que se m’acudeixen ara mateix, present fins i tot a la enSAÏMada).
Diria que una mica sí. El saïm és com una paraula i un producte molt “nostrat”, això m’agrada, com dir “som d’aquí i què passa”i també té un punt fastigós i punk que equilibra la cosa. Com que no en puc fugir, estèticament me pareix una paraula preciosa, i la dièresi ja li dóna el caràcter. Com diria en Tomeu Mulet, “això fa senyor”.

Quins altres grups (de Mallorca, o de la península) considereu companys de trajecte? A quins grups seguiu, aneu a veure, de qui compreu els seus discs?
Ens feim molt amb tots els grups amb qui tocam, sempre són bona gent i així dóna gust. Això que dius de companys de trajecte més que per la part musical (que també) en lo personal o en l’actitud de com fer les coses anomenaria a: L’hereu escampa, Polseguera, Tano, No more lies, Nueva Vulcano, etc. De Mallorca ens agraden molt tots els grups de Bubota, i també, Da Souza, Beach beach, Ora, Miquel Serra, etc. També hi ha una fornada molt interessant de grups post-rock com FEA, Marasme, Fura o Siberian Escape. Ara també m’he fet molt fan dels Zulu Zulu que són boníssims.
Crec que amb el que tenim aquí, ben a prop, acab comprant gairebé tota la música a gent i grups que conec personalment abans que de grups de fora.

El saïm és com una paraula i un producte molt “nostrat”, això m’agrada, com dir “som d’aquí i què passa”i també té un punt fastigós i punk que equilibra la cosa

La majoria de grups mallorquins actuals que conec i m’agraden (com Da Souza o Beach Beach) viuen a Barcelona. Creieu que és necessari deixar l’illa per tenir una mica més de repercusió? Com es porta el fet de tenir-hi un grup?
Sense cap dubte. Si vols arribar a una mica més de gent has de sortir, no fa falta mudar-te a viure fora, però sí sortir a tocar. Aquí la cosa està difícil, i pensa que toques tres vegades i ja canses perquè vendrà el mateix públic. Aquí fa molta falta una cultura de concerts, un públic fidel i un circuit de concerts de qualitat que vengui qui vengui sàpigues que valdrà la pena. Sense contar els festivals que són festes al final. Crec que fa falta diferenciar cultura i festa. Evidentment que va lligat però no són la mateixa cosa. Xerr de sales i llocs acondicionats i d’un públic o escena. No hi és. Això s’està intentant i com que estic optimista, pens que la cosa està canviant, que hem tengut anys molts durs però ara la gent jove se mou molt, fa coses, associacions, monta sales de concerts, exposicions. Hi ha creativitat pertot arreu i això és fantàstic. Només has de saber a on trobar-la.

Al bandcamp de Bubota, la vostra discogràfica, es diu que ‘Accidents’ “sembla parlar a parts iguals de la fallida i el seu remei, de la caiguda i el ressorgiment”. És així? Us heu fotut moltes hòsties a la vida? És per això que l’heu titulat “Accidents”?
El concepte accidents parteix de tot allò que ens passa i que, en principi, és negatiu sense que ho poguem controlar, per atzar, mala sort i que no tenim planejat. És una mica com les cançons, els canvis que venen i se’n van, els accidents en principi són negatius però a la llarga poden ser molt positius. També va lligat a les ferides o cicatrius que anam rebent per accident, com accidents geogràfics i que estan allà, que mos diuen que hem viscut, fotografies de moments puntuals i que mos afirmen que el temps passa. I que tots els que estam aquí i ara, som supervivents dels accidents diaris.

El concepte accidents parteix de tot allò que ens passa i que, en principi, és negatiu sense que ho poguem controlar. Tots els que estam aquí i ara, som supervivents dels accidents diaris

En què t’inspires a l’hora d’escriure les lletres?
No crec que tengui una inspiració concreta, però sí que no sé xerrar de ningú més que no sigui jo i del que tenc al voltant. En aquest disc pentura m’he centrat molt en el pas del temps, per la meva edat i del que suposa que s’ha de fer amb ella. També trec moltes idees de lectures i cinema sobretot. I acab fent aquests collages mitjançant associacions d’idees jugant amb les frases i paraules, sempre amb una tendència cap a l’abstracció. És divertit.

Cap on creieu que tirarà el so del grup en un futur? Voleu seguir millorant en una onda semblant o voleu provar coses noves?
Pens que ara que tenim un so com a molt definit (amb els dos discs), és hora de provar coses noves, experimentar una mica, però sí que no canviarem la formació guitarra, baix i bateria. Clar que tots tenim una manera de tocar ja molt definida. Preferesc no ficar més instruments que són més variants a l’equació i suposen més decisions i dubtes. No vull pensar-hi massa tampoc, que vagi sorgint. Al final farem el que podrem, i bàsicament, intentarem fer millor cançons amb ganes i il·lusió, que d’això se tracta.

Podeu escoltar i comprar els seus discos a bandcamp:
Saïm bandcamp: https://saimtheband.bandcamp.com/
Bubota Discos bandcamp: https://bubotadiscos.bandcamp.com/


Uri Amat (Barcelona, 1973)

ull_URILleva pisando estos campos del Señor desde hace más de 40 años. Su larga “militancia” en el underground empieza en su pre-adolescencia, cuando empieza a editar fanzines con su hermano mayor bajo los nombres más estrafalarios: Rowed Out!, Hangover y La Escuela Moderna son algunos de ellos. También ha estado implicado en otras publicaciones en las que, incomprensiblemente, le han dejado colaborar: la revista de tendencias AB, el fanzine Absolut de BCore y su posterior encarnación digital o el blog Gent Normal, entre otros. Nunca le han pagado ni un céntimo por ninguno de sus artículos o entrevistas. Pero como decimos en catalán: “ací caic, allà m’alço”.

Actualmente se dedica, cuando sus retoños se lo permiten, a ir a trabajar en bicicleta, visitar bibliotecas y beber en bares de viejos. Éstas (bicis, bares y bibliotecas) son las tres “B” básicas de la ciudad utópica fourierista en la que ingenuamente cree vivir hoy en día, mientras a su alrededor todo se derrumba.

# Aina, Antònia Font, Bad Religion, BCore, Beach Beach, Bubota Discos, Da Souza, Dischord Records, FEA, Fura, Green Day, Jawbox, Jawbreaker, Kana Kapila, L'Hereu Escampa, Marasme, Miquel Serra, Nirvana, No More Lies, nueva vulcano, Ora, Polseguera, Runaway, Shenobi, Siberian Escape, Smart Went Crazy, Smashing Pumpkins, Superchunk, TANO!, Tots Sants, Touch and Go, Uri Amat, Zulu Zulu,