JAMIE 4 PRESIDENT: “La canción es siempre la protagonista” 25 octubre, 2019 – Publicado en: BCBlog, News BCore

Tras el éxito de Wild Animals, estaba cantado que Jamie 4 President se harían un hueco en la escena alternativa más pronto que tarde. La intensidad y el mensaje son diferentes, pero las dos bandas tienen en común las canciones mayúsculas e infalibles de Jamie Ruiz Green, un músico nacido en Leeds, crecido en Torremolinos y afincado en Madrid desde hace una pila de años.

Con el sello barcelonés Jamie y su inseparable batería Pablo González, publicaron el tercer trabajo de la banda, ‘The Heartbreak Campaign’, en el 2017, y llegaron a mucho más público. Ahora vuelven a la carga con un disco con un planteamiento algo diferente, una formación ya mucho más asentada y la misma puntería melódica. Hablamos con el presidenciable de ‘Consolation Prize’, un trabajo cuyo título tiene connotaciones positivas. Como explica Jamie, el premio de consolación es “poder ir a grabar un disco compuesto con cariño y con los colegas en un sitio guay cuando atraviesas un momento complicado”.

powered by Advanced iFrame free. Get the Pro version on CodeCanyon.

Este nuevo trabajo es más fiel a vuestro vigoroso y energético directo. ¿Estás de acuerdo?
Pues por un lado sí porque uno de los comentarios mas frecuentes con el que nos topamos es “joder en directo sois mucho más cañeros” y a veces pensamos que les estamos estafando a la peña (aunque suele tirar más la caña). Personalmente eso de hacer discos muy pop y luego darle pila chicha en directo me parece guay, pero hay gente que se sorprendía. Por otro lado aunque parezca más inmediato la producción de este último está bastante más trabajada que el anterior.

Sí, mucho más ruidoso pero se nota que está más trabajado. No sé qué instrucciones recibió Santi (Garcia) pero suena mucho más crudo, con más grano, mucho más fuzzero. ¿Con qué idea entrasteis en el estudio?
Bueno, para empezar Santi en este disco ha desarrollado en todo momento un papel más de productor artístico digamos que en el anterior. Desde el primer momento fui pasándole ideas que había grabado en plan ‘chustero’ en el local con Pablo y demos hechas en casa con el Garageband y él sugería ciertas cosas tipo “que tal si aquí acabas con el mismo acorde pero en menor?” o “esta parte C mola pero búscale un acorde de paso”. Desde el principio del proceso estaba Santi obsesionado con que quería darle una producción y enfoque diferente a cada tema al contario del anterior que era más homogéneo y así fue, cosa que le ha dado un curro que flipas a su hermano Victor a la hora de masterizarlo. Algo así como una putadilla entre hermanos (risas).

Y luego, a grabar en Ultramarinos y Cal Pau.
Sí, grabamos las baterías en Cal Pau. Pablo usó tres set-ups de batería diferentes dependiendo del tema. Alguna sonaba más abierta y orgánica y otras mas reventadas y comprimidas. Luego al hacer el resto en Ultramarinos sí que le metimos fuzz y efectos para darle más grano al conjunto. Eso sí, la canción siempre es la protagonista. La producción está más pulida, pero eso no quiere decir que sea menos cruda.

Ultramarinos se han convertido en vuestra segunda casa desde que grabaras el ‘Basement’ con tu otra banda, Wild Animals.
Entre que fuimos a grabar Wild Animals el “Basements…” he grabado 4 discos en 4 años con Santi si cuentas las dos bandas, y eso lo dice todo. Santi es super intuitivo, como si fuera uno más de la banda y te dice las cosas con mucha seguridad, lo que te hace dudar menos también. Tiene aparte un oído para donarlo a futuras generaciones, a veces estoy grabando una guitarra y me dice “afínate anda..” y cuando me afino hay literalmente una cuerda un pelín de nada fuera… Muchas veces tienes tú una cosa en mente y te dice que hagas exactamente lo contrario.

¡Qué presión! (risas)
Esto lo “sufrimos” grabando algunas baterías y yo tuve una con él en la canción de “The Pressing Catch” que no veas. Grabando la guitarra de referencia rítmica con la batería metí una gamba en el estribillo que me equivoqué de traste haciendo un semi-tono disonante y de repente se dio la vuelta con una sonrisa malvada y me dijo “esa nota es brutal, hazla otra vez” y yo estaba en plan “¡qué dices illo, que se carga la canción!”.

¿Y qué paso al final?
El disco está a punto de salir y ahí está esa nota. Y lo peor es que ahora es casi lo que más me mola del tema. Ha aportado muchas cosas en este disco, como por ejemplo el desarrollo final del último tema. Pasa algo que fue idea suya y es brutal. Nos hemos reído mucho y personalmente me ha quitado muchos complejos tontos que tenía a la hora de grabar.

¿Que me cuentas de la mayor implicación de los ya no tan nuevos miembros, Xavier Calvet y Borja Pérez, en el sonido de este disco? Las composiciones se nota que siguen siendo 100% Jamie, pues son marca de la casa. ¿Me equivoco?
A ver aunque lleve yo el peso de la composición los otros aportan mucho también en cuanto a arreglos y tal y los temas han pasado su filtro. La diferencia es que en el anterior Pablo y yo llevábamos los temas muy ensayados y en ‘Consolation Prize’ hubo algunas baterías que se montaron en el estudio. Justo después de fin de año fuimos a Sant Feliu para ensayar los temas con Borja y Xavi y ahí le dimos más forma al disco, y salieron cosas muy chulas. Estábamos muy motivados y creo que eso se nota en el resultado final. Borja aparte ha hecho un currazo en el estudio ayudando a Santi y echando horas, y Xavi sacó tiempo de donde no había (teniendo su disco en solitario recién editado) para ir y hacer sus partes.

¿Hasta qué punto una dulce “dictadura” de Jamie a la hora de componer es necesaria en una banda con los miembros separados geográficamente?
Bueno “dictadura” es una palabra chunga porque la verdad es que todos consideramos esto una banda aunque el grupo se llame como se llame o componga yo lo grueso de los temas. Eso sí, creo que a la hora de tener mitad de la banda a 700 km está bien tener una base de canción sobre la que trabajar ya por cuestión de tiempo y eficacia. Por ahora nos funciona bien así y todos estamos cómodos con cómo salen las cosas.

La portada se hizo en dos tandas justamente por esta distancia geográfica (risas)
La idea inicial era hacer algo los cuatro pero por los 700 km de los huevos y compromisos de cada uno era imposible. Así que se me ocurrió dividir la idea portada y contra en dos ya que es algo simbólico también. Esto después de descartar otras opciones que no tenían nada que ver. La verdad que entre una cosa y otra (como perderse fotos en correos, etc) ha sido un buen parto el diseño y ayer mismo me dijo Pablo (quien se encarga de los diseños) que nunca ha trabajado tanto en algo en su vida, con lo sencillo que pueda parecer luego el resultado final. Creo que a Jordi (BCore), quien se ha encargado de fábrica, lo hemos ‘amargao’ vivo también… Pero bueno, estamos contentos con el resultado final y nos parece un cambio interesante en cuanto a nuestro ‘artwork’ anterior.

Xavi está a tope con su proyecto en solitario; Pablo también toca en Fuckaine y los Notes to Myself os habéis juntado para grabar un EP y hacer unas fechas… A pesar de todo, solo habéis tardado dos años en sacar un nuevo disco. ¿Os cunde mucho el tiempo o qué pasa?
(Risas) Pues cuando hicimos la gira en semana santa 2018 presentando ‘The Heartbreak Campaign’ hablamos de que no queríamos dejar demasiado tiempo en grabar un siguiente disco ya con la formación asentada porque claro, estábamos tocando un disco que al final habíamos grabado entre Pablo, Santi y yo. La verdad es que gran parte se compuso los últimos meses del año pasado tras volver de gira con Wild Animals, luego lo que comenté de Sant Feliu y luego pulir ciertas cosas, acabar letras y otros detalles, y en Abril estábamos ya grabando el disco. Suena tope peliculero pero aun habiendo currado mucho tengo la sensación de que el disco se ha compuesto solo, como que tenía que salir, toma emo ahí (risas). ¡Pero es verdad! Teniendo en cuenta todos los fregados musicales en los que estamos metidos sumado a nuestros trabajos creo que sí, que nos ha cundido el tiempo y espero que siga así. Somos unos culos inquietos.

En tu caso, con Wild Animals, una de las bandas más en forma del catálogo bcoriano, estás tocando mucho y fuera de nuestras fronteras, incluso al otro lado del charco donde también tenéis sello; ¿esperas lo mismo para J4P o es una banda diferente en este sentido?
Pues la verdad es que me encantaría y hablo por los demás también. Wild Animals le hemos dedicado mucho tiempo en cultivar eso y afortunadamente existe un circuito DIY que te permite salir a tocar por ahí sin ser una banda “grande” y vivir experiencias cojonudas. J4P lo tenemos un poco más complicado que Wild Animals por ejemplo porque esa escena de la que hablo suele ir bastante ligado al punk o a lo político y nosotros somos bastante poperos y nuestras letras por lo general no son demasiado políticas. Dicho esto, hay gente abierta y hemos tocado en un montón de sitios por España donde a priori no encajaríamos estilísticamente y nos han recibido con los brazos abiertos. Así que para resumir, sí que tenemos intención de tocar fuera y de hecho estamos planteando montar algo para semana santa del año que viene cuando el disco lleve ya unos meses rulando y habremos tocado por aquí bastante.

Por cierto, ¿para tí es muy diferente componer para Wild Animals y para J4P? Hay temas como ‘Consolation Prize’ y ‘Cheap Perfume’ que bien podrían encajar en los primeros, pero hay otros que seguramente son demasiado pop para tus compis Paula y sobre todo Fon, ¿es eso?
Esto me lo preguntan con bastante frecuencia y siempre respondo lo mismo: para mi son dos cosas muy diferentes. La diferencia más clara siendo que Wild Animals tenemos un aire más punk con ritmos más acelerados y hacemos las letras entre los tres componentes casi siempre. Parece una chorrada pero también influye a que banda le urge más sacar temas, es decir si WA hemos sacado un disco hace poco pues si me pusiera a sacar canciones tendría más en mente que fuera para J4P y viceversa. Alguna que otra vez he tenido duda como por ejemplo con ‘Sleepless Sundays’ y ‘Elevator Boy’ del ‘Basements…’ que son dos temas muy personales, pero al final acabaron por enfoque musical siendo de WA. De hecho, cuando grabamos el ‘The Heartbreak Campaign’ habíamos preparado una versión de ‘Elevator Boy’ que se llamaba ‘Elevator Boy Revisited’ siendo el mismo tema básicamente con un cambio nuevo en mitad del tema, pero Santi nos lo canceló porque decía (con razón) que era la misma jodida canción ralentizada y un poco “creepy” todo (risas).

Volviendo al nuevo disco, instrumentalmente es un disco de indie rock y power pop, por momentos luminoso, en la onda Weezer y Ash (‘Born to Ruin’, por ejemplo), pero las letras no pueden ser más emo. La mayoría están dedicadas a chicas, que o bien te han tratado mal o bien hechas de menos…
Sí que hay mucho de eso que dices de desamor o lo que sea, por el momento en el que hice las letras del disco que era un momento delicado y he llegado a la conclusión de que salen mejor las cosas cuando hablas de lo que vives o conoces realmente. Con J4P siempre han sido letras bastante personales pero antes me cubría más las espaldas con metáforas y en este disco he tratado de ser algo más directo, tal vez por influencia de hacer letras con Wild Animals o porque cantando en inglés en España si lo peto todo de metáforas igual no se entiende ‘ná’ (risas).

Es fácil conectar con tus letras.
He intentado escribir de diferentes puntos de vista y con más empatía que anteriormente, y hay canciones que tratan de gente que conozco o personajes o bien reales o ficticios, lo que pasa que al cantarlas en primera persona parece que estoy siempre ahí dando la brasa ensimismado. Mismamente la que nombras de ‘Born to Ruin’ parece que habla del amor quizás, pero en realidad habla de la amistad incondicional con referencias super concretas.

¿Qué me puedes contar de las letras? Empezando por ‘Tears of Benavides’, que me gustaría que aclarases de qué va la canción para evitar malentendidos (risas). Ahora en serio, te agradezco infinitamente el guiño, lo más bonito que me han dedicado nunca, y además es un temazo cortito, de minuto y medio, directo a la patata.
Bueno, lo primero que tengo que decir es que no va precisamente de esa persona, pero seguro que aprecia el cambio de sexo que le hemos realizado en el tema (risas). A ver, varias canciones de este disco ha empezado por el título y luego he desarrollado la letra a partir de allí. Cuando salimos a tocar siempre se nos ocurren títulos, los apunto y luego se les puede sacar partido o una lectura diferente. El tema en cuestión fue que cuando estábamos ensayando el acústico para D9Ràdio. Le pregunté a Xavi si le convencía y me dijo “buah, tío está brutal, el Benavides va a llorar” y dijo: “Tears of Benavides”. Sonaba tan épico, como una novela de Conrad o Hemingway y a la vez tan emo que nos hizo gracia y sabíamos que íbamos a acabar con un tema con ese título.

¡Mola! ¡Qué gran acústico os marcásteis! (risas) Hay más guiños al universo Jamie como la citada ‘Born to Ruin’, verdad?
Pues calla que quería yo titular el disco así. Borja y Xavi estaban de acuerdo, pero Pablo dijo “por encima de mi cadáver, es una ruina de título” (risas). Igual tenia el remordimiento porque hay un trozo que hace referencia a cuando casi me dejó manco cerrándome la puerta en la mano durante la gira de semana santa del 2018 que hicimos, aun no entendemos cómo no se quedó la mano allí (risas). A mi me molaba porque además de lo que significa para nuestro círculo digamos, es una mezcla entre el ‘Born to Run’ del Boss y ‘Road to Ruin’ de los Ramones, ¡joder!

Una de las más personales y especiales puede ser ‘Wrinkle’, entre la nostalgia y el reproche, ¿no? Ya me corriges si me equivoco…
Pues sí tienes razón, esa es 100% personal y creo que viendo la letra queda claro de quien o quienes trata y nunca había hecho una canción sobre ellos así que quería intentarlo. No quería que saliera con tono de resentimiento, porque hay cosas que se mencionan que aunque parezcan chungas las recuerdo con cariño. Igual en las canciones uno tiende a dramatizar un poco las cosas también.

Muchas gracias por tu tiempo, amigo. ¡Y enhorabuena por este discazo!
Siempre es un placer hablar contigo. ¡Gracias!

Próximos conciertos
3 enero -Vic (Jazz Cava)
4 enero -Sant Feliu (Atzavara)
5 enero -Barcelona (Sala Vol)
1 febrero -Madrid (Wurlitzer)
14 febrero -Malaga (Theatro Club)
14 marzo -Oviedo (La Salvaje)

Foto: Florencia Rojas

 


Luis Benavides presenta un programa de radio dedicado al rock alternativo, El Ecualizador, muy centrado en la escena local. También colabora en medios especializados como Mondosonoro y Rockzone