Scott McCloud (Soulside / Girls Against Boys / Paramount Styles) 1 junio, 2017 – Publicado en: AbsolutZine, BCBlog, Entrevistas

Scott Mc Cloud, cantante y guitarra de los legendarios grupos Soulside y Girls Against Boys (y también de Paramount Styles) cumple 50 años, y para celebrarlo se monta una fiestón de padre y muy señor mío en Praga en el que tocan SUS TRES GRUPOS. En su honor recuperamos una entrevista que le hizo Manel Peña con motivo de su gira española a finales del 2009. ¡Felicidades!

Originalmente publicada en AbsolutZine.com (diciembre de 2009)

¿Cuál es la formación actual de la banda?
Alexis Fleisig (batería, GVSB), Simon Lenski (cello, toca con un grupo de Amberes llamado DAAU), Chris Smet (guitarra solista, también de Amberes) y Libor Palucha, nuestro conductor y bajista. Puede ser que alguna gente vaya entrando y saliendo a lo largo de la gira.

Desde el punto de vista del listener que te ha seguido a lo largo de los últimos veinte años, hemos tenido el privilegio de ver tu evolución a través de los distintos proyectos: de Soulside, a Girls against Boys y a Paramount Styles. ¿Eres consciente de esta progresión o estás demasiado implicado como para darte cuenta de ello? ¿Como artista aspiras a evolucionar o simplemente sacas lo que tienes dentro sin pararte a pensar en ello?
Gracias por escuchar desde hace tanto tiempo. No sé si soy consciente de que exista una progresión. Para mí no ha cambiado demasiado. Imaginación: te imaginas algo e intentas hacerlo realidad. Nunca es perfecto, o sea que o lo intentas de nuevo y lo sigues intentando, o lo dejas. He querido dejarlo muchas veces. Pero por alguna razón vuelvo a ello. Como si quisiera llegar a poner la letra perfecta a la música perfecta. El próximo disco de Paramount Styles está prácticamente hecho. Me gusta muchísimo. A lo mejor es este y al fin la he clavado. Probablemente no por mucho tiempo. Una cosa segura es que he intentado ser mas humilde (con la edad) y calmarme y concentrarme en qué quiero decir en cada canción. Ahora me tomo más tiempo con las ideas. La única cosa que tendría que ser relevante para mi es que intento ser mejor en lo que hago. Y mejor para mi no significa más ingenioso o más profesional, significa ser capaz de describir mi visión del mundo pero de una forma que pueda entrar en resonancia con los demás. Nadie está interesado en mí ni en mi vida, en qué me gusta y qué no me gusta. Cuando haces música o escribes, o lo que sea, tienes que cavar un poco más hondo y entrar dentro de ti y de otra gente, buscar qué hay ahí dentro que sea parecido. Todos experimentamos las mismas cosas. Espero que esté mejorando cuando se trata de hablar de esas cosas.

He querido dejarlo muchas veces. Pero por alguna razón vuelvo a ello. Como si quisiera llegar a poner la letra perfecta a la música perfecta

Lo que sí que has percibido seguro son los cambios en lo que a infraestructura se refiere. ¿Cómo ha cambiado la escena independiente a lo largo de este tiempo?
Seguro que ha habido cambios, pero creo que muchos han sido más superficiales que fundamentales. Tecnológicamente seguro: CD, MP3, Internet; las revistas musicales han desplazado su interés hacia el “estilo de vida”, teclados, punk, dance rock, dance-punk pop, tú escoges. Pero lo básico continúa siendo lo mismo: gente que quiere hacer algo y darlo a conocer. Muchas de estas cosas están sólo orientadas a la identidad personal, ¿verdad? Nueva expresión favorita: el pasado es la única cosa que cambia; el futuro siempre es el mismo. O, como Nietzsche lo llamó, la enfermedad de la historia, la idea de que has nacido en un mundo que no has escogido, con un pasado que no puedes modificar a voluntad. No puedes ser retroactivamente. Eso es molesto, por decirlo suave, o sea que buscas revancha o sea que queremos cambiar algo, hacer algo, una acción creativa. Para verificar que estamos aquí y adquirir así alguna relevancia. De hecho, queremos sentirnos únicos. No somos tan especiales como creemos. Eso no ha cambiado, ya sea en la escena independiente o no. Desde mi punto de vista, la música es en gran medida nostalgia. Nostalgia por un pasado perdido, incluso por inocencia. La decadencia de la idea. Eso es realmente el mito del rock and roll y de la pureza, lo experimenté por primera vez siendo un adolescente. El rock and roll grita al adolescente: ¡Las cosas no son como deberían ser! ¡Revolución! ¡A rockear! Ahora, ya mayor, incluso si AC/DC ya no existe, puede que filosóficamente sea lo que buscamos: algo que sentimos que hemos perdido o algo que no es como debería ser (indie contra mainstream, o lo que sea). Estas cosas nunca van a cambiar más que de una manera superficial, creo. No dedico demasiados minutos al año a especular entre vinilo contra MP3 o los temas de Internet. No tengo tiempo para eso y prefiero dedicarme a seguir haciendo algo.

Cuando tocasteis en Barcelona esperaba encontrar un público compuesto por fans de GVSB de toda la vida y, en cambio, me encontré con mucha gente que no os conoce por GVSB. ¿En USA también es así? ¿Cómo os va la vida allí? ¿Dónde os reciben mejor?
Es un poco diferente en cada sitio y más bien funciona según la ciudad que según el país. Estuve muy contento de ver tanta gente en Barcelona y ver además que no venían por nostalgia de GVSB. Dicho esto, cuando giras y haces música eres básicamente un entertainer, o sea que tienes que adaptarte a ello. Es diferente en todas partes y siempre a sido así. De momento en USA no nos va tan bien. No tenemos infraestructura allí, ni sello, etc. Nueva York está OK. Praga mejor. Barcelona fue muy bonito la ultima vez. Es una extraña constelación sobre el mapa.

Me sorprendió leer un artículo tuyo sobre el disco de Tortoise Millions now living…, porque no es la clase de grupo que uno emparentaría con cualquiera de tus proyectos. ¿Tienes algún otro golpe escondido? Escuchas más música actual o más clásicos?
En realidad me podía identificar con Millions porque era atmosférico y eso ha sido lo que siempre me ha gustado de la música. Me gusta el material moody, incluso GVSB lo era (quizá de una forma extremamente viciosa, pero aun así) pero como Tortoise (de una manera mas pesada) intentamos hacer que la música tuviera un punto de fotografía sonora. Yo pienso en la música de una manera visual en cierto sentido, como escenas o momentos en el tiempo. No necesariamente escucho el tipo de música que hago. Era muy fan de la música electrónica también, o de una parte de ella, pero eso se ha desvanecido un poco. Todos esos blips y bleeps. Prefiero escuchar a alguien que me diga algo.

Desde mi punto de vista, la música es en gran medida nostalgia. Nostalgia por un pasado perdido, incluso por inocencia. La decadencia de la idea

En el texto sobre Tortoise hablas de cómo el entorno influye en tu experiencia como oyente, algo totalmente cierto. Cuando escuchas música con auriculares, cosas como ver a un tío barrer el suelo cobran un significado distinto. Siempre he pensado que es una putada que no haya reproductores portátiles de vinilo! ¿Te ha pasado algo parecido con algún otro disco últimamente?
Sí, estoy completamente de acuerdo. Recuerdo caminar por mi instituto cuando tenía 14 años escuchando música (Black Sabbath o así) en un Walkman, estaba flipado. Yo no era ya sólo un chico delgado con una camiseta de rock, era como si me transformara. Es divertido pensar en esto ahora, pero era el clásico chico rockero, por supuesto. Eso era lo que el mundo ofrecía entonces. Por supuesto, viajo mucho con el grupo y tengo la oportunidad de escuchar cosas, muy a menudo los mismos discos, en todo tipo de localizaciones. Conducir es bueno para la música, evidentemente. Llevo los Nocturnos de Chopin. Es un viejo favorito para bien entrada la noche que he recuperado. Todo es mejor cuando lo escuchas.

¿Cuál sería tu banda ideal de todos los tiempos y quiénes sus integrantes?
Puede que una fanfarria formada por, no sé, viejos chicos del hardcore de los 80 y liderada por, no sé, a lo mejor David Geffen.

¿Te gusta la música negra en general y el jazz en particular?
Por supuesto que me gusta. Me gustan algunos vocalistas de jazz, como Billie Holiday. Solía escuchar jazz más a menudo: Sonny Rollins, Charlie Parker… Pero se fue diluyendo en el trayecto. Con el hip-hop lo mismo. He perdido el interés. A lo mejor hay demasiados discos tontos para jóvenes que quieren ser gángsteres. He tenido suficiente. El último rap que me gustó, y mucho, fue Missy Eliot. Esa es una gran música. Get your freak on es musicalmente increíble. Pero nunca escucho mucho este tipo de música.

Últimamente he estado viendo bastante TV americana (viejos Saturday Night Live, el show de Jimmy Fallon, algunos Connan OBrian..). ¿Ves mucha TV? ¿Nos puedes recomendar algo? Entre OBrian, Fallon y Letterman, ¿con quién te quedarías? Date cuenta que no pongo a Leno…
De hecho he dejado de ver la tele. Ya no los aguanto más, quiero decir los anuncios. Todo está orientado al MIEDO, al menos en los EEUU. Cada cinco minutos te recuerdan que no tienes las finanzas en orden, que morirás, te preguntan si lo tienes todo controlado para tus gastos finales. No puedo más. Ni las noticias, de ninguna manera. Si quiero saber sobre algo leo un libro. Los periódicos están llenos de miedo también. El miedo es un lujo que no me puedo permitir. Me gusta la comedia Británica, series como Little Britain y The Office (viejas ya). Miro el fútbol cuando puedo. De alguna forma, me relaja y no tiene interrupciones en 90 minutos, o sea que puedo evadirme del mundo un rato sin anuncios. Aunque Seinfield es una serie muy divertida, es mejor un programa de su co-creador que se llama Curb your enthusiasm. Es un material muy divertido.

 


Manel Peña (Barcelona, 1974)

Trabaja en una biblioteca y antes fue maestro de primaria. Ronca cuando duerme y le gusta la tortilla de alcachofas. Practica regularmente yoga y pilates. En su momento llegó a ver a Aina unas 76 veces y hacía un fanzine a mediados de los 90 llamado Miroslav Mecir. También colaboró con el Absolut zine y ha perdido montones de dinero organizando conciertos. Sus tres bandas de Dischord favoritas son Lungfish, No More Lies y Faraquet.

# Girls Against Boys, Manel Peña, Paramount Styles, Scott McCloud, Soulside,