Entrevista a Jets to Brazil 15 octubre, 2015 – Publicado en: AbsolutZine, BCBlog, Entrevistas

Texto: Uri Amat
Fotos: Didac Santesmasses
Publicada en: AbsolutZine número 9 en 2001

Hay una escena en esa película tan estupenda llamada “Breakfast en Tiffany’s”, en la que Holly Golightly (la maravillosa Audrey Hepburn), después de enamorar como un loco a George Peppard, prepara su huída a Brasil, con un millonario que le echa los trastos, bajo un poster que reza “JETS TO BRAZIL”.

Encontré de un buen gusto increíble que la nueva banda del ex-Jawbreaker Blake Schwarzenbach cogiera el nombre de una película que me gusta tanto, a parte de que está basada en un relato de Truman Capote, lo que ya es la hostia. De más buen gusto aún encontré que reclutara para su nueva banda a gente que había estado en Texas Is The Reason y The Van Pelt (algunas de mis bandas favoritas).

Y es que recuerdo con gran fidelidad de detalles el primer día que escuché “Unfun”, el primer disco de Jawbreaker. Me pareció un disco extraño, con personalidad y que se apartaba un poco de lo que escuchaba en aquella época. Desde ese día me convertí en un gran admirador de Blake S., por su música, sus letras y una personalidad que parecía saltar desde los surcos de sus discos hasta nuestras almas (quien no se ha emocionado alguna vez escuchando “Chesterfield king”?).

Por eso, no habiendo visto nunca en directo a Jawbreaker, esperaba con ansia la visita a BCN de los Jets. Para verlos, escuharlos, para hablar con ellos, para disfrutar un poco, en definitiva.
Blake, el tío sanote que me encontré charlando conmigo en el suelo del Garatge Club era exactamente lo que esperaba, como si lo conociera de toda la vida, fué una sensación extraña. Y éstas son las entrevistas más chungas de hacer, chicos, las que haces a gente a la que admiras, y con la que quieres estar y que estén a gusto. Por esto, nada más alejado de mis intenciones que ser confundido con algún mercenario pretencioso de esas revistas que corren por ahí y en las que ni hay pasión, ni excitación, ni ese “fandom” que hace de la música, de “nuestra” música algo tan especial. No quería dar la impresión de que estaba allí porque mi “redactor” me lo había encargado y que estaba allí pero deseando estar en otro sitio.
Así que ese domingo gélido y húmedo (había nevado!) me encaminé hacia la sala donde tocaban los Jets dispuesto a encararme con Blake de la manera menos fría que pudiera, quería más una charla con una amigo que una entrevista de gira promocional de esas que salen en el Rockdelux. Creo que conseguí romper un poco el hielo con la botella de tinto de Gandesa que le regalé… y luego, bueno, pues esto…

Después de la disolución de Jawbreaker, ¿porqué dejaste San Francisco para irte a vivir a New York?
Fuí a la Universidad allí. Además, yo ya no quería seguir con Jawbreaker, que es lo que hubiera hecho si me hubiera quedado en San Francisco…
He leído que también querías concentrarte en escribir.
No exactamente. Escribí para un par de revistas gratuitas…

¿Qué escribías? ¿Historias cortas?
No, no. Hacía críticas de juegos en CD-Rom, discos y cosas así, pero no me gustaba.

¿Cuándo te diste cuenta de que querías tocar en una banda otra vez?
Bueno, empecé a tocar con Jeremy (Chatelain, bajista de Jets To Brazil) –que a la vez estaba con su antigua banda Handsome– sólo por diversión y, a la vez, iba escribiendo más y más canciones por mi cuenta. Entonces su banda se separó, yo ya estaba en NY así que empezamos a tocar juntos cada vez más. Cuando ya tuvimos cinco canciones me di cuenta de que empezábamos a ser una banda, además, yo no podía parar de componer así que me fui metiendo más en ello… me costó casi dos años darme cuenta de que quería estar en una banda otra vez.

¿Qué hacen ahora los otros miembros de Jawbreaker?
Adam vive en San Francisco, tiene un videoclub, muy cool por cierto, y toca en una banda llamada The Moons, un grupo mod en la onda de los Jam que son muy buenos y Chris, vive en Chicago y da clases en una escuela.

¿Cómo te pusiste en contacto con los otros miembros de Jets To Brazil?
Bueno, como te he dicho Jeremy y yo ya nos conocíamos. Jeremy conocía a Chris (Daly, ex-Texas is the Reason), de hacía tiempo, no sé de que. Y todos conocíamos a Brian (Maryansky, ex-Van Pelt) porque trabaja en un estudio de fotografía, y nos habíamos hecho fotos allí. Y como necesitábamos un guitarra… pues, eso fue todo.

¿Qué opinas de las bandas en las que tocaban todos ellos?
Me gustaban.

¿Qué le dirías a toda esa gente que considera a JTB algo así como una “allstar emo band”?
No sé. No es ni una banda “emo”, sólo una banda de rock&roll.

Ya, yo lo he leído en algunos fanzines.
Les gusta decirlo. Sé que hemos decepcionado a algunos viejos fans de nuestras antiguas bandas porque no somos lo que esperaban.

Sí, yo he leído algunas críticas de gente que se ha frustrado porque estaban esperando otro tipo de sonido de el que tenéis actualmente como banda. Como si las cosas tuvieran que estar super-encasilladas y vosotros os apartarais de todo eso para hacer algo diferente, como si estuviera mal, ¿sabes?
Ya, hay gente a la que le gusta algo y quiere escuchar lo mismo una y otra vez. Yo no voy a hacer lo mismo que con Jawbreaker. Lo dejé por una razón, y los otros miembros de JTB también dejaron sus grupos por las suyas así que queríamos probar a hacer algo nuevo. La música que hacemos ahora es más difícil para nosotros de hacer porque no crecimos con ella, empezamos tocando punk-rock u otros estilos en el caso de los otros. Escribir éste tipo de material para mí es como un desafío, porque es una música más “delicada / complicada” (“tricky” en el original). “Emo” suena más a aburrido, así que; que lo jodan! We rock! Tenemos una banda para nosotros, para que nos guste, y si hay más gente a la que le guste, pues mejor.

¿Cómo os convertisteis en una banda de Jade Tree?
Fue el año pasado, firmamos una semana antes de hacer el disco.

¿Les habíais mandado una demo o algo?
No. Chris les conocía porqué Texas is The Reason habían sacado ese split single con Promise Ring con ellos. Así que ya nos conocían y cuando empezamos a tocar juntos nos quisieron escuchar y como teníamos esa cassette con cinco temas se la pasamos…y nos pidieron que nos uniéramos al equipo.

Jetstobrasil_Concert_Garatge_Barcelona4

¿Te gustan otras bandas de Jade Tree?
Me encantan The Promise Ring, es una de mis bandas favoritas.

¿Ves algun cambio consciente en tu manera de escribir las letras, comparado con Jawbreaker?
No mucho. Las letras de “Dear you” ya eran un poco de éste estilo, más interiores. Creo que ahora estoy como más seguro cuando escribo, me siento más relajado. No creo que una canción tenga que tratar sobre algo específico, es más como una exploración interior. Más personal, en definitiva.

Para mi era más fácil entender las letras de “Bivouac” o “24 hour…”. Algunas eran como historias, con un principio y un final, caso de “Chesterfield King” p.e., pero ahora muchas veces me es virtualmente imposible tratar de entender lo que nos quieres decir… Quizás es sólo porque el inglés no es mi lengua materna, y muchas palabras se me escapan porqué son demasiado cultas…
De verdad? Bueno, en Alemania también me lo dijo mucha gente, que no las entendían. Te juro que trabajo lo más duro que puedo en ellas, y para mí tienen sentido, no las hago al azar. Pero mucha gente cuya lengua materna es el inglés me ha dicho lo mismo: “De qué cojones hablas?” (risas)

Veo muchas influencias de la new wave en vuestra música (la Tubeway Army de Gary Numan, DEVO, cosas así…) pero también algo del viejo noise, punk-rock de siempre (Unwound, Nirvana, los mismos Jawbreaker…). Por ejemplo, la entrada de “I typed for miles” vuestra me recuerda poderosamente a “Heart Shaped box” de Nirvana. Lo que te quería preguntar es: ¿Cómo crees que la música que escuchas afecta a la música que compones?
Creo que la afecta en gran medida. A menudo intento escribir una canción a partir de un sonido que he escuchado y que me gusta, pero que acaba siendo algo totalmente diferente. Quiero decir que no trato de copiarme de otras canciones, pero a veces atravieso fases en las que sólo escucho a un grupo, todo el día. Y claro, escribo canciones con ello retumbándome en la cabeza, y claro, a veces se escapa algo de una manera u otra.

Hablando con otras bandas a las que les he noto influencias parecidas, como Burning Airlines o Bluetip, todos me confesaron un profundo amor por la new-wave y el pop de los 80… ¿Crees que hay como un renacimiento de ese espíritu entre éste tipo de bandas?
Yo creo que es por la edad. Jay (Robbins, de B. Airlines) y yo tenemos la misma edad, es la música que sonaba entonces, cuando íbamos a la high-school. Personalmente, yo escuchaba algo de punk-rock y algo de new-wave y pop, y ahora puedo coger un poco de cada uno para hacer mi música, pero entonces sólo quería tocar la guitarra lo más fuerte que podía.

¿Qué opinas de “Orange rhyming dictionary”, vuestro primer album? ¿Estás orgulloso de él?
Sí, si, muy orgulloso. Fue muy divertido hacerlo, una gran experiencia. Nos gusta- ban las canciones, pero no teníamos ni idea de lo que iba a pasar en el estudio. Acabó mejor de lo que me esperaba, ya sabes.

¿Qué hay del trabajo de Jay Robbins como pro- ductor?

Genial. Se convirtió en un miembro más de la banda, tocó la guitarra, cantó… se com- prometió mucho en el disco. Fue guapo que no fuera como un tío del estudio que has alquilado.

Si, bueno. En mi caso la primera vez que escuché noticias frescas sobre el disco, fue en una entre- vista con Bill Barbott (de B.A.) mientras Jay aún os estaba produciendo, y en ella ya decía que vuestro disco ya iba a ser la bomba. Ahora con él disco ya grabado ¿Cómo crees que va a evolucio- nar la banda a partir de ahora?
Es raro, porque yo pensaba que la música se haría más tranquila, pero se esta vol- viendo mucho más fuerte. Más como una banda en la que escribe todo el mundo. En el disco casi todas las canciones son mías, pero ahora todos lo hacemos. Yo toco más teclados que antes y Bryan se encarga más de las guitarras. Las canciones que nos salen ahora son como rock-songs más agresivas. Así, que… no sé, cada día cam- bia!

¿Qué opinas de Euphone, vuestros teloneros en ésta gira?
Son impresionantes. Además su estilo es muy diferente al nuestro y el show es más diverso que si tocaran dos bandas de gui- tarras cada noche.

¿En qué tipo de música estas más metido ahora?
Últimamente escucho mucho a Magnetic Fields, tengo un disco suyo que me vuelve loco. También Wilco, Pedro The Lion de Seattle…

Estos últimos acaban de fichar con Jade Tree ¿verdad?
Sí. No sé, también cosas que siempre he escuchado. Además pincho en un club de NY…

¿Qué tipo de música pones?
Éste tipo de música, Pop… música vocal. Pongo todos mis discos…

¿Qué me dices de tus escritores favoritos? ¿Qué lees ahora mismo, me refiero, sé que eres admirador de Raymond Carver y de Cormac McCarthy…
Este verano he leído mucho a Milan Kundera… También tragedias de Shakespeare, historias del Rey Arturo y los caballeros de la mesa redonda, me estoy yendo un poco de vuelta a los clásicos…