Carrito 0

En La Zona Zero

Solo quedan 1 disponibles

LP 13.00 
En La Zona Zero es el primer larga duración de Vómito en su regreso un año después del adelanto que supuso el sencillo "Regreso a la Escena del Crimen" (Potencial Hardcore, 2009). Grabado también en el estudio de Mikel El Gordo, guitarrista de la formación, y editado por los madrileños de Potencial Hardcore. El disco supone una potente y energética excusa para la reaparición en escena de la banda tras una larga etapa de silencio. Está rodeado de cierta ambientación alrededor de los atentados del 11-S en Nueva York, desde su ... Ver más
título, que aprovecha la denominación que se dio desde aquellos días a la zona en la que se levantaban las Torres Gemelas antes de ser derribadas, o los de la intro del principio y final del disco: "Primer impacto" y "Segundo impacto (Demolición)", respectivamente, que pueden perfectamente estar refiriéndose a las colisiones de los aviones que se dirigieron contra estos rascacielos. "Sigo vivo" es una buena píldora para empezar el disco propiamente dicho. Parece el contrapunto a "Enamorado de la muerte" de R.I.P., en la que al contrario de una entrega satisfecha y convencida a "la dama de los cascabeles", como la de los de Mondragón, Vómito parece anteponer sus ganas de supervivencia. Se mueve por coordenadas parecidas a los Barricada de "Balas Blancas" (Polygram, 1992) . A los navarros también suenan bastantes cortes más, como "Yo soy el virus", "Regreso a la escena del crimen", "Date por muerto"... Vómito no fue de las bandas que más duro apostase en su momento por los exabruptos o escupitajos directos. O al menos, pronto, quizás desde "A un Paso de la Locura" (Discos Suicidas, 1990), la propuesta del grupo se tiñó primero de cierta aureola de tenebrismo, con letras inspiradas en oscuros héroes de tebeo, y luego de una dureza y consistencia en las guitarras. Con todos esos posos configuran ese "nuevo sonido de Vómito" como nos comentaba Mikel cuando le abordamos fuera de la sala madrileña en la que presentaba en noviembre su último disco, que pivota en crudeza e intensidad guitarrera, con cuidados detalles técnicos como los micrófonos utilizados tanto en el video de "Regreso a la escena del crimen", como en sus actuaciones de la ya mencionada gira. "Alarma social" pone sin embargo el punto de rebeldía y ganas de arrasar con todo. Es un buen tema, aunque puestos quisquillosos, los coros del estribillo chirrían algo, parecen no terminar de funcionar. "Óxido nitroso" tiene esa invitación a vivir de las subidas de adrelanina relacionadas con la velocidad, utilizando metafóricamente el vértigo de la carretera. Las menciones a la visión de infrarrojos y demás huele también a superpoderes de tebeo. Literales desde luego eran los cantos entonados en esta línea de la tralla al volante por Cicatriz en "Me gusta conducir" de "4 Años, 2 Meses y 1 Día" (Zika, 1991), M.C.D. en "A68" del disco "De Ningún Sitio a Ninguna Parte" (Oihuka, 1991) o los propios Barricada a los que nos referíamos antes, en canciones como "Para llegar a tu cita" o "A toda velocidad". Tiran en ocasiones de guitarras quejumbrosas, un toque diferente a propuestas punk-rock más ochenteras y cercanas a las que se oyen en los surcos de discos de Extremoduro o Los Suaves. Ni unos ni otros son antípodas musicales que desechen los seguidores de la banda, por otro lado, y corresponden, a lo mejor a la evolución más o menos natural de una banda que se pertrecha en las guitarras de Txitxo y Mikel. Sea como fuere, esos desgarros se oyen en "Yo soy el virus", en "Quiero más", etc. (La Fonoteca) Ver menos
Sello

Potencial HC

Formato

LP