Hemeroteca: Entrevista con John Yates (Stealworks Design) 5 julio, 2018 – Publicado en: AbsolutZine, BCBlog, Entrevistas

Esta entrevista se publicó originalmente en el fanzine Absolut #7, editado en papel por BCore en abril del año 2000

Antes de salir de viaje le puse un email diciendo que iba a ir de vacaciones a Estados Unidos y si no le importaba pasa­ría a recoger personalmente el disco de Jawbreaker. John me dio su teléfono y me dijo que le llamara cuando estuviera en San Francisco. Llegué, llamé y le pregunté si podíamos hacer una entrevista para un fanzine de Barcelona. Se escapó un rato de su trabajo, nos sentamos en el suelo de un aparcamiento tranquilo en la calle 16th en un día un poquito soleado y grabamos esta entrevista. Entre otras cosas John Yates es responsable directo de la existencia de [la revista] Punchline y [el sello discográfico] Allied Recordings. Ha colabora­do en innumerables proyectos relacionados con el arte (o anti-arte) y el cambio social. Ha diseñado discos para millones de ban­das como Promise Ring, Brawl, Lifetime, Jawbreaker, Hot Water Music, Strawman, J Church, Torches To Rome, Good Riddance… Ha concebido y maquetado posters, postales, libros, camisetas, panfle­tos y pegatinas. Ha trabajado para Alternative Tentacles y ha publicado dos libros con fotomontajes y collages en AK Press (Stealworks, 1994 y September Commando, 1996).

Has hecho portadas y artwork para muchas bandas.

La primera portada que hice fue para Peaceful Records en Inglaterra, cuando todavía vivía allí hace 12 ó 13 años.

¿Ese fue tu primer artwork?

Ese fue mi primer trabajo para una banda. Antes de esto hacía un fanzi­ne… y bueno, he hecho cosas desde High-School, el fanzine, si no me equivoco, fue la primera cosa que publiqué.

¿Cuándo viniste a vivir a Estados Unidos?

En 1989.

¿Empezaste Punchline en Estados Unidos o …?

Hice dos números en Inglaterra y los últimos 12 aquí (California). 14 números publicados en total.

No me considero anarquista. Mi familia tiene un pasado socialista. Mi abuelo fue una gran influencia en mí, él fue un hombre activo en el sin­dicato toda su vida, con ideas políticas socialistas. Pienso que he heredado eso de él. Creo que podría definirme como socialista más que anarquista

¿Por qué dejaste de publicar Punchline?.

Simplemente pensé que había llegado tan lejos como se podía con ese soporte. Con los dos últimos números empece a pensar que quizás sería una buena idea intentar recopilar todo en un libro. Decidí que 14 eran bastantes, ya había llegado todo lo lejos que quería y quería intentar cosas diferentes

Entonces, publicaste un libro en AK Press…

Sí, Ramsey (de AK Press) y yo hemos sido amigos desde hace tiempo y él mostró interés cuando yo tuve la idea de recopilar lo mejor de Punchline en un libro, añadiendo algunas otras cosas que no habían sali­do en el fanzine.

¿Qué es Stealworks exactamente?

Simplemente es un nombre, una palabra.

¿No es un espacio físico?

No, no es espacio físico. Es mi casa, yo trabajo desde casa…

¿Empezaste a hacer diseño gráfico con ordenador?.

No, hacia todo “cut & paste” (recorta-y-pega) a la antigua usanza. Empecé a usar ordenadores cuando vine a vivir aquí, en Maximumrocknroll, esa fue la primera vez que toque ordenadores. Los he estado usando desde hace 9 años, más o menos.

Entonces, ¿no usaste ordenador para hacer los dos primeros núme­ros de Punchline?

De hecho, todos los números de Punchline, menos el texto, estaban hechos cut & paste…

Lo que más me atrajo del Punk, ade­más de la música, fue el arte que acompañaba los discos, especialmente el hecho por Crass, Dead Kennedys… Cosas con una buena imagen y algo que decir, no eran como Exploited

No lo parece…

Llegué a coger bastante nivel con el tiempo (unas risas)… la mayoría son líneas rectas, no fue dificil.

¿Cuál es tu relación con AK PRESS y el… no sé cómo llamarlo… el movimiento político de California o los anarquistas?…

No me considero anarquista. Mi familia tiene un pasado socialista. Mi abuelo fue una gran influencia en mí, él fue un hombre activo en el sin­dicato toda su vida, con ideas políticas socialistas. Pienso que he heredado eso de él. Creo que podría definirme como socialista más que anarquista.

Desde fuera de California parece que aquí todo está unido, socialis­tas, anarquistas…

…todo el mundo está trabajando en el mismo campo. Yo me llevo bien con todos…

Parece que en sitios donde hay mucha mierda, como en Estados Unidos, todos los pequeños ambientes de “resistencia” o como quieras llamarlos se unen. En España está más marcada la diferen­cia entre anarquistas y socialistas… Tenemos un enemigo común en la mayoría de los asuntos. Nos unimos en lugar de quedarnos en nuestros pequeños grupos. ¿En tu trabajo gráfico político has estado influenciado por gente como John Heartfield…?

Sí, Heartfield… y además el Punk, lo que más me atrajo del Punk, ade­más de la música, fue el arte que acompañaba los discos, especialmente el hecho por Crass, Dead Kennedys… Cosas con una buena imagen y algo que decir, no eran como Exploited. Eso fue una gran influencia para mí. Luego estudié historia del Arte y de esas clases fuí influenciado por el movimiento Pop Art, me gustaba mucho, algo de surrealismo… y material clásico como el arte de la propaganda socialista…

No me considero un artista sino un diseñador intentando transmitir un mensaje… Soy fan de la publicidad, no en el sentido de amarla, sino de apreciarla. Pienso que la mejor manera de ver lo que hago es considerarlo publici­dad, pero desde el otro lado

Es fácil de ver esto último en tus diseños.

Sí. El arte directo, simple…

¿Te consideras un artista?

No. Me considero un diseñador intentando transmitir un mensaje… Soy fan de la publicidad, no en el sentido de amarla, sino de apreciarla. Pienso que la mejor manera de ver lo que hago es considerarlo publici­dad, pero desde el otro lado.

Podrías hablar ahora de Allied… Has editado 100 discos…

Sí acabo de terminar con el número 100.

En Allied hay bandas muy diferentes entre si ¿Qué une a todas esas bandas?

La única unión es que me gustan las bandas que publico. Musicalmente no es nada nuevo, ni nada que se haya puesto de moda ni esas cosas como Jade Tree o Fat [Wreck Chords]…

Siempre he querido mantener Allied Recordings como un sello pequeño, para bandas pequeñas, los primeros discos de estas bandas y en muchos casos su único disco. Yo me siento feliz sabiendo que he hecho algo por estas bandas: tienen algo que pue­den coger y decir “este es nuestro disco”

Pero hay discos importantes, como la recopilación de Spitboy…

Hay un par de discos que han salido bien. Pero siempre he querido mantenerlo como un sello pequeño, para bandas pequeñas, los primeros discos de estas bandas y en muchos casos su único disco. Yo me siento feliz sabiendo que he hecho algo por estas bandas, tienen algo que pue­den coger y decir “este es nuestro disco”…

Y un buen artwork también.

Sí, siempre he intentado hacer cosas bonitas aunque luego no vendan.

¿Tu relación con las bandas?

Nunca he tenido ningún problema. Alguna vez me han tenido que avi­sar para recibir sus pagos al día, nunca he sido bueno en matemáticas. La parte de negocio del sello nunca la he disfrutado, pero creo que siempre he sido justo. Con muchas de las bandas no les pude dar más que discos. Pero algunos discos que vendieron bien como J Church, Spitboy… hicieron algo de dinero conmigo. Repartimos la parte de beneficio, 60% para la banda y 40% para el sello, y yo ponía ese dinero directamente en sacar otro disco.

Entonces, ¿no has ganado dinero con el sello?

Si miras los papeles, lo que me ha pagado Mordam, mi distribuidor, los mejores años hice… me parece que un año hice casi 100.000 dólares, pero al final del año no me quedaba nada porque reinvertí el dinero en otras bandas y otros discos. Sobre el papel parece que económicamente va bien, pero la realidad es que el dinero que entró fue gastado en otros dis­cos automáticamente, y para bien o para mal casi todas las bandas que he sacado son muy pequeñas con lo cual perdía dinero con muchos discos.

¿Cuál es tu disco favorito en Allied?

No sé, tengo unos cuantos…

Los mejores.

Bueno, me siento muy contento de poder haber sacado el último directo de Jawbreaker, es un favor de Adam (el que fue batería de Jawbreaker) para que hiciera algo especial para el último disco de Allied.

¿Por qué Jawbreaker?

Hemos sido amigos desde hace bastante tiempo, desde que empecé a hacer artwork para Jawbreaker. Un día le dije (a Adam), “estoy pensando en hacer algo especial para el último lanzamiento y quizás vosotros tenéis por ahí un par de canciones en direc­to y puedo sacar un single edición limitada”.Y Adam dijo: “Si quieres puedes hacer un álbum, tengo una cinta del último concierto”. Le dije: “Vale lo haré, pero sólo quiero prensar pocos y no quiero hacerlo en CD… “queréis hacerlo vosotros en CD?” y él dijo:”ok, nosotros haremos la edición en CD”. La mayoría de la gente lo compra en CD de todas maneras. Así fue, un gran favor de Adam.

Te hizo sentir bien, ¿no?

Estoy muy contento de haberlo hecho. Para ser honesto contigo, lo empezaré a escuchar con regula­ridad cuando salga en CD porque mi plato no fun­ciona y tengo que usar el de mi novia. Estoy espe­rando a que salga el CD… (risas)

Yo lo escuché ayer. Suena bien. No lo quería poner para guardarlo sin usar, pero no pude evitarlo. Aunque también espero el CD porque el plato que hay en mi casa no funciona muy bien. Suena bien…

Sí, es un buen disco…

En lo que se refiere a artwork, casi todas las bandas si no tenían nada estaban contentas si yo lo hacía. He disfrutado eso, diseñar, juntar todo y tener el resulta­do final en el almacén. Después de eso las ventas siempre eran bajas (risas)

¿Qué otros discos de Allied?

Me gusto mucho poder hacer el CD directo de CRASS, he crecido con ellos/as, fue muy cool. Pero ese disco tiene un sonido bastante malo. Como casi todos sus directos, ninguna de sus graba­ciones en directo es demasiado buena.Técnicamente no son una buena banda, es más…

¿La idea?….

La idea, el concepto, técnicamente no son buenos y pienso que ellos son los primeros en admitirlo. También me gustó sacar el single de Nomeansno, la recopilación de versiones de Discharge antes de que empezaran a salir discos de versiones de Discharge (risas). Fue divertido porque estas bandas eran impor­tantes para mí. Y también otros discos, me encantan Cards in Spokes, creo que son la banda que más he escuchado en el casete de mi coche, son unos chicos muy majos y me gustan sus discos. Básicamente es un disco de pop punk sin nada especial, simplemente me gusta lo que hacen. Realmente me gusta todo lo que he sacado, sólo he tenido problemas con una banda y fue por el artwork.

¿Con qué banda?

Unamused. Hicimos un LP (Allied 13) y querían hacer un 7″ después, yo también quería hacerlo, la música era buena pero el artwork que querían usar era horroroso. Yo les dije “Yo no quiero usar esto”, contestaron que ellos si que querían usarlo, y les dije “Pues lo siento, no podemos hacerlo”. Esa es la única vez que he tenido problemas, tuve que decir que no. En lo que se refiere a artwork, casi todas las bandas si no tenían nada estaban contentas si yo lo hacía. He disfrutado eso, diseñar, juntar todo y tener el resulta­do final en el almacén. Después de eso las ventas siempre eran bajas (risas).

¿Cuáles son los últimos diseños para bandas? ¿Hot Water Music?

Sí, HWM fue el último que hice. Ahora trabajo freelance (además de su trabajo de 8 horas al día en una imprenta maquetando). Estoy trabajando en el nuevo disco de Digger, en Hopeless.También tengo que hacer lo nuevo que va a salir de Screeching Weasel. Recientemente he hecho HWM, varios dis­cos y 7 pulgadas.

¿Te gustan HWM?

Sí, son una gran banda con un gran directo y son gente muy maja.

Yo no los he visto en directo…

Son brutales, se entregan.

La música es buena.

Sí.

No me gustaban mucho al principio pero última­mente me vuelven un poquito loco.

Son una de esas bandas que cuando las ves en directo aprendes a apreciar mejor sus discos.

¿Alternative Tentacles?

Trabajé allí 9 años.

¿Qué tal fue? ¿Todavía hay buena relación con ellos?.

Sí, todavía hay buena relación. Aunque hoy en día a casi nadie le gusta la música que publica AT me sien­to orgulloso de haber trabajado allí. Hay pocos sellos que admiro, AT es uno y Dischord es otro, sellos honestos que no buscan hacer un sonido que venda ni nada por el estilo, simplemente publican discos. AT es un sello ecléctico porque se basa en los gustos personales de una persona, Jello Biafra. La única razón por la que dejé de trabajar allí es porque des­pués de 9 años necesitaba un trabajo que me diera un poco más de dinero. Eso y el hecho que sentí que 9 años eran suficientes, quería dejarlo antes de que me agobiara tanto que afectara mi trabajo.Y en aquel momento no estaba bien con el “manager” (el encar­gado) que había, una no muy buena relación. Ahora ya lo han cambiado. Pensé que era un buen momen­to para marchar.

¿Y tener un trabajo serio?

(risas) Trabajo en un estudio de preimpresión elec­trónica, cogemos archivos electrónicos y los pasamos a film. Hacemos muchos sellos como Fat, Hopeless, AT y otros.

¿Te gusta California? No sé, mirando tus trabajos parece que te guste.

Si, me encanta, nunca volvería a vivir en Inglaterra. Sigo teniendo ciudadanía inglesa así mantengo mi acceso a Europa. Me gusta esto (San Francisco, California) ahora tengo una casa. Me han salido las cosas bien, no pien­so que hubiera llegado a donde estoy ahora si hubiera vivido en Inglaterra.

http://weareallprostitutes.com/

http://stealworks.com/


Víctor Rins vive en Barcelona, es padre de Yedne y Dela, y trabaja realizando programas de televisión. Le gusta salir a conciertos y la fiesta, así, en general, ir al futbol Infantil los fines de semana, pinchar rocksteady y hacer deporte. Se va de gira con Aina si se juntan en 2018 y sigue escuchando Jawbreaker por lo menos una vez por semana.

# Brawl, Cards in Spokes, Crass, Dead Kennedys, Digger, Discharge, Exploited, Good Riddance, Hot Water Music, J Church, Jawbreaker, John Heartfield, Lifetime, Nomeansno, Promise Ring, Screeching Weasel, Spitboy, Strawman, Torches To Rome,