Hemeroteca: entrevista a Bluetip (junio 1999) 19 julio, 2018 – Publicado en: AbsolutZine, BCBlog, Entrevistas

Entrevista originalmente publicada en el fanzine Absolut #6, en junio de 1999

Le había prometido a Jordi BCore que tenía la entrevista preparada, que esa noche segurísimo, después del concierto les iba a hacer una entrevista a Bluetip, faltaría más… Claro, Jordi, claro que ya la tengo preparada…¿Las preguntas? Fijo que sí, tengo un mogollón que hacer­les… Bueno, grabadora no tengo y… ah, ¿me la dejas? Chachi. Sí, si, todo en orden. Hasta luego.

21:30. Una hora antes de empezar el concierto estoy en un bar, que tiene unos bultos en el suelo que hacen peligrar la verticalidad de mi silla, intentando encontrar una primera pregunta con la que empezar. No me sale nada, pregunto a mis amigos/as… me pegan la bronca. “Tío, ahora no es hora de hacer esto, no te va a salir nada…y deja de darnos la brasa”. Con la ayuda de mi amigo Artur de Aina (que han apareci­do en Barcelona por sorpresa, en medio de su gira europea, sólo para tocar con Bluetip en Barna) consigo sacar cuatro preguntas mal hechas que van a provocar mi expulsión de Absolut. Seguro. Soy una mierda.

00:30. El concierto ha acabado. Ha sido la bomba. Aina han sorprendido a todo el mundo con su concierto inesperado. Artur ha cantado trozos sin usar el micro… ¡Qué bien! The Farewell Bend han sonado peor, pero ha sido culpa del sonido (tres días después, ya en Lyon, me demostrarán de qué son capaces). ¡Bluetip han explotado! Si me reencarnara en un A&R de Atlantic vendido al capital en plena fiebre nirva­nera, yo ofrecería un pacto con el diablo -o sea un contrato suculento- a estos tíos. Lo tienen todo: un cantante guapetón carne de poster adolescente, canciones con “punch” y un carisma a prueba de bomba… Pero algo me dice que me mandarían a tomar por el culo, que se chivarían a Ian McKaye y me harían el vacío.

Pero no divaguemos más. Es la hora de la entrevista y me meto en el backstage sin muchas ganas. Estoy cansado y no apetece, pero cuan­do estoy cara a cara con Jason Farrell y Dave Stern me voy animando. Son locuaces, tios inteligentes… y lo que parecía un despropósito de entrevista va tomando forma al calor del amor en un bar. Las cuatro sosas preguntas dan pie a ingeniosas respuestas y estas, a su vez, dan pie a nuevas preguntas. Y esto fué lo que dió de sí la noche.

¿Que tal el show de esta noche? ¿Mejor que la última vez que estuvisteis aquí?

Jason & Dave (al unísono)- Mucho mejor! (risas)

J- Me gustan mucho más nuestras nuevas can­ciones, son más divertidas de tocar…

¿Lo decís por los lapos que dejó John Wall de Kerosene 454 por el escenario la última vez que vinísteis?

J- (risas) Si, si, ¡fué terrible! Tocar después de ellos con todos esos sipiajos en el suelo.

D- Este tío conoce la verdadera historia!

Sí, Artur me contó algunas cosillas…

Artur- Si esto empieza así…

J- No en serio, hoy fue genial porque vino mucha gente y se veía que se sabían las can­ciones lo que es muy guapo.

Artur- La pena es que la última vez fue en un sitio más grande y se os podía ver, hoy en cambio se os escuchaba pero no os veían (después de afirmar esto, Artur toma las de Villadiego y desaparece dejándome ‘alone and stinking”).

(Cambiando de tema) Me parece que la gira de este año es bastante más corta que el año pasado ¿Por qué?

J- La última vez fuimos a Polonia, a Slovenia, Slovakia y un montón de otros paises que fue muy guapo visitar pero es muy duro, demasia­do tiempo viajando.

D- Además, después de cuatro semanas somos una mierda.

J- Vamos haciéndolo mejor y mejor y a la cuarta semana ya vamos a peor. Nos cansamos y no nos concentramos.

D- Preferimos hacer un mes, y volver luego al año siguiente y hacer otro mes…

Prefieres hacer dos o tres giras cortas que una larga ¿no?

D- Exacto.

En Europa podéis estar muy emocio­nados y vibrar viendo una banda que no sabeis ni quien son, esto no pasa en los USA. Una banda como Aina tendría que ir de gira unas cuantas veces por allí antes de que empezaran a gustar verdaderamente a la gente

¿Que pensais de las bandas con las que estais tocando más en esta gira: The Farewell Bend -por supuesto-, Aina, NRA…?

D- Nos encantan!

J- Estamos muy contentos y somos super-afor­tunados por viajar con The Farewell Bend. Es lo bueno de viajar con una banda de Washington DC con la que haya un senti­miento de comunidad. Hemos ido de gira con Kerosene 454 y nos gustan mucho. Con The Farewell Bend además somos amigos, lo que hace viajar mucho más fácil. Con Aina ya tocamos el año pasado y ya eran una buena banda. Ahora son jodidamente increíbles. Con NRA también es muy divertido tocar, son una banda muy energética.

¿Pensais que una banda como Aina podría gustar en los USA?

J- Bueno, en Europa podéis estar muy emocio­nados y vibrar viendo una banda que no sabeis ni quien son, esto no pasa en los USA.

D- Coge a una banda como Aina. Tendrían que ir de gira unas cuantas veces por allí antes de que empezaran a gustar verdaderamente a la gente. Nuestros dos primeras giras por USA fueron fatal, lo peor. Sin dinero, shows cance­lados, todo el día colgados en parkings, comiendo en Taco Bell’s… Fatal.

(Ahora se me descontrolan un poco y Jason empieza a hablar como James Bond y Dave le dice que recite otra vez un poema sobre unas aceitunas y unas alforjas que previamente ha recitado en el concierto)

Me encantó ese poema, Jason, ¿de quien es?

J- No sé. Ni puta idea (risas) Lo aprendí en el colegio. Significa “…Olives in my saddlebags…” [casi 20 años más tarde he descubierto que se trata de “Canción del jinete” de Federico García Lorca]

Ya, ya. Oye, El primer disco lo produce lan McKaye, el segundo Jay Robbins ¿Para el próximo a quien?

J- Tío, esa es la pregunta que más nos han hecho! Te lo tengo que decir…

¿Porque no Mr. Pri?

J- Fijo! ponde esta ese tío?!

D- No lo hemos visto esta noche!

J- Si no viene hoy no le dejaremos que pro­duzca nuestro próximo disco y ya está. (risas)

Dischord es un sello fuerte, y desde el princi­pio siempre han querido promocionar Washington, DC, ese es su principal objetivo. Siempre han sido fieles a sus principios, pero aparte de eso, de sacar bandas en el sello, dejan pasta y apoyan activamente a bandas que están en otros sellos y a cualquiera que sea activo en DC

En todas las entrevistas con gente de Washington DC (Bill Barbott, Jay Robbins, lan McKaye…) siempre aparece como un sentimiento de pertenecer a una comuni­dad musical y a estar super-orgulloso de ello. ¿Porque creeis que Washington produ­ce este sentimiento?

J- Diría que la razon es que hay una comuni­dad musical y que toda la gente que está en bandas siente que se lo debe a Dischord. Dischord es un sello fuerte, y desde el princi­pio siempre han querido promocionar Washington, DC, ese es su principal objetivo. Siempre han sido fieles a sus principios, pero aparte de eso, de sacar bandas en el sello, dejan pasta y apoyan activamente a bandas que están en otros sellos y a cualquiera que sea activo en Washington DC. Creo que es de aquí de donde viene todo.

D- Es que además siempre ha habido buenas bandas, alguna mala también, pero hay un buen equilibrio. Además hay mogollón de gente que sigue escuchando discos de Dischord y siempre está ahí.

Si, yo no puedo imaginar a gente en Suecia, por decir algo, diciendo “La mayo­ría de música que escucho viene de Barcelona” pero en cambio si que conozco mucha gente en Barcelona que casi todo lo que escucha viene de Washington DC…

J- Podría pasar en cualquier ciudad. Si hay la suficiente gente interesada y se hacen cosas.

D-En Chicago empezaron un poco más tarde pero sigue habiendo muchas bandas de calidad y siempre las habrá…

Hemos metido más influencias en nuestra música. En nuestro primer disco decían que sonaba mucho a DC pero en Join Us hay un esfuerzo premeditado por traer todo tipo de música que nos pareciera interesante a nuestro terreno. Tratar de poner a AC/DC en una can­ción y ver que pasa…

Quizás me equivoque, o quizás estoy influenciado por esa versión de los B-52’s que hicisteis en ese recopilatorio japonés (con K-454, Naht y Sweetbelly Freakdown), pero me parece apreciar muchas influen­cias de la new wave (Elvis Costello, Romantics, Blondie…) en Join us (espe­cialmente en las partes vocales y tos estri­billos) ¿Estoy muy equivocado o que?

D- No. Es verdad. ¡Muy bien! (risas)

J- Tienes razón. Hemos metido más influencias en nuestra música. En nuestro primer disco decían que sonaba mucho a DC, “Oh, mira, como Graymatter…” o lo que fuera. Pero en Join Us hay un esfuerzo premeditado por traer todo tipo de música que nos pareciera interesante (Rock, new wave…) a nuestro terreno. Tratar de poner a AC/DC en una can­ción y ver que pasa…

D- Lo guapo de mucha de la música new wave de los 80’s es que la música era como muy satírica, divertida, con sentido del humor…. Es guai poner todo eso en un tipo de música más dura, y diferente…

J- Un rollo como un poco tontito , “Estamos aquí para pasarlo bien y queremos que la gente lo pase bien escuchándolo”. Nada de ese rollo triste…

 

Bueno, yo recuerdo haber escuchado antes a Elvis Costello o Joe Jackson que a Minor Threat…

J- Exacto. Me solían gustar los Cars antes que empezara a escuchar… (silencio interminable) ¡punk rock! (risas)

Así, ¿que diferencias veis entre el primer disco y Join us?

J- Hemos recibido muchas más influencias.

D- El proceso de grabación fué diferente tam­bién. Nos lo curramos más en el estudio…

Yo pienso que suena mucho mejor.

D- Yo también. Buscamos una estética diferente Para el primer disco, en el estudio fue más “Vamos a capturar que es lo que tenemos”, a que sonábamos exactamente por esa época… muy agitado, un poco confuso, bastante cabreado, con un poco de de melancolía… Pero esta vez probamos de hacer otras cosas.

J- Creo que refleja, no sólo quien estaba pro­duciendo, sino donde estamos como banda, que es lo que queremos que salga. Creo que lan hizo un trabajo increíble y que Jay tam­bién lo ha hecho, o sea que la diferencia está en nosotros como grupo.

¿Donde coño canta Jay Robbins? Lo he estado buscando y no lo encuentro…

J- Canta un coro alto (cantando en falsete):”I feel unhinged…”

D- Es un tono muy alto, sólo canta una linea…

He podido encontrar en qué trozo canta Shawn Brown (de Sweetbelly Freakdown, ex-Swiz, ex- Dag Nasty…) pero no a Jay…

D- ¡Tío, Shawn Brown es negro! (risas)

¿Que pasa, que canta con “Soul”?

J- No, le viene del pene! (más risas) Una gran polla negra.

D- Es una pregunta que le puedes hacer a Shawn si vienen a tocar aquí: ¿Porque los negros tienen más voz que los blancos”. (me lo apunto)

J- El dice que hay tres razones.

Creo que “Rock’n’roll” no es una cosa, es un tipo de música en el que puede estar Bryan Adams y más mierda así. “Rock” es como un sabor… Personalmente creo que hay grandes bandas de Rock’n’roll y bandas terribles de R’n’R

Ah, vale. Otra cosa… Hace unos meses mientras estábamos en Londres viendo a Burning Airlines tuvimos una gran discusión sobre si “Rock” o “Rock’n’roll” eran lo mismo. Uno de los argumentos era que “Rock’n’roll” era la palabra buena y que “Rock” era MTV y Bryan Adams… ¿Que piensas de esto?

J- Yo pienso lo contrario. Creo que “Rock’n’roll” no es una cosa, es un tipo de música en el que puede estar Bryan Adams y más mierda así. “Rock” es como un sabor… Personalmente creo que hay grandes bandas de Rock’n’roll y bandas terribles de R’n’R.

D- Rock es más como una actitud. Teníamos algunas canciones más R’n’R en nuestro repertorio y ya no las tocamos…

J- Nosotros ponemos rock es nuestras cancio­nes, no R’n’R…

¿Creeis que “punk rock” o “hardcore” son aún palabras válidas?

J- Tenemos elementos de eso en nuestra músi­ca. No me voy a meter si aún son relevantes como tipo de música. Es una fuente irriportan­te de la que partir, pero lo mismo podría decir de AC/DC, o My Bloody Valentine… Nos ha influenciado toda nuestra vida. Para mi y para Dave, el hardcore fue una parte importante de nuestra juventud…

D- Creo ya no es valido hablar de bandas de punk-rock… sino de gente que aun tiene una actitud punk. Fugazi no son una banda punk-rock pero la manera como hacen las cosas está basado en el punk.

J- Jason y yo tocábamos en una banda hardcore en el 88, con Swiz

D- Pero incluso en aquella época en que casi sólo escuchaba punk, la escena de NY ya me daba asco ¿Judge? La escena hardcore es muy estrecha de miras… Sólo puedes escuchar esto, sólo puedes comer esto… ¡Que os jodan! Es muy estúpido. Yo como lo que quiero, y escu­cho lo que quiero, y me gano yo mismo el dinero, ¡hijosdeputa! (risas)

J- Muchos de los chicos en esa escena viven alienados…

D- Nosotros no somos fanáticos! (risas)

Creo ya no es valido hablar de bandas de punk-rock… sino de gente que aun tiene una actitud punk. Fugazi no son una banda punk-rock pero la manera como hacen las cosas está basado en el punk

¿Que pasó con el antiguo batería? Me han contado una historia que me recuerda a Sunny Day Real Estate…

J- O a Spinal Tap! (risas) ¿No te han contado que va a hacer mucha más pasta que nosotros?

D- ¿Que es más popular que nunca? (risas)

No ¿algo sobre cristianismo o no se qué?

D- Sí, se hizo cristiano.

Joder, yo le recuerdo en mi casa y le presté unas gafas para el show el año pasado y parecía un tio muy guay…

J- Lo és. Pero hay mucha gente que abraza el cristianismo, u otro tipo de religión, y no es para mandarlo todo a tomar por culo… Son sus ideales, pero si empiezas a llorar y quejar­te… no sé, supongo que se dio cuenta que no eramos el tipo de gente con los que quería ir. Dave Bryson es nuestro actual batería… ¡y él odia a Dios! (carcajadas).

Foto de portada: Didac Santesmasses


Uri Amat (Barcelona, 1973)

Lleva pisando estos campos del Señor desde hace más de 40 años. Su larga “militancia” en el underground empieza en su pre-adolescencia, cuando empieza a editar fanzines con su hermano mayor bajo los nombres más estrafalarios: Rowed Out!, Hangover y La Escuela Moderna son algunos de ellos. También ha estado implicado en otras publicaciones en las que, incomprensiblemente, le han dejado colaborar: la revista de tendencias AB, el fanzine Absolut de BCore y su posterior encarnación digital o el blog Gent Normal, entre otros. Nunca le han pagado ni un céntimo por ninguno de sus artículos o entrevistas. Pero como decimos en catalán: “ací caic, allà m’alço”. Actualmente se dedica, cuando sus retoños se lo permiten, a ir a trabajar en bicicleta, visitar bibliotecas y beber en bares de viejos. Éstas (bicis, bares y bibliotecas) son las tres “B” básicas de la ciudad utópica fourierista en la que ingenuamente cree vivir hoy en día, mientras a su alrededor todo se derrumba.

# AC/DC, Aina, B-52's, Blondie, Bluetip, Bryan Adams, Burning Airlines, Dag Nasty, Elvis Costello, Graymatter, Joe Jackson, Judge, Kerosene 454, Minor Threat, My Bloody Valentine, Naht, NRA, Romantics, Sunny Day Real Estate, Sweetbelly Freakdown, Swiz, The Cars, The Farewell Bend,