Harto de todo: L’Odi Social pt. I (Gos) 10 abril, 2018 – Publicado en: BCBlog, Harto de todo

L’Odi Social fueron la voz del pueblo. Aunque su sonido se fue hardcorizando, nunca dejaron de lado sus letras de tinte punk. Su carácter popular nos ha dejado eslóganes perpetuos. Su conexión con la gente de a pie fue instantánea y fueron capaces de condensar ideas de alto octanaje político en frases como “Que pagui Pujol” o “Ataka a l‘estat que t’apuja les birres”

Raíces

A través de mis hermanos mayores empiezo a escuchar The Police, Blondie, The Jam y The Who, pero mis primeros cinco discos son Plasmatics, Dead Kennedys, UK Subs, Ramones y Sex Pistols, comprados con trece años en un viaje a Andorra. En octavo de EGB, con 14 años, ya llevaba una chupa negra de sky con las letras Punk en la espalda. Las letras eran un transfer que me planché en la portería de las chapas y camisetas de Las Ramblas.

Un día me crucé en el barrio con el Poly y me dijo que me fuera a Gràcia con él. Él se veía con toda la gente del Miky, que no eran punks, sino gamberros y gente de barrio, callejeros. Allí conocí al Saina. Con esa gente empezamos a hacer camarilla, pero el Saina, el Poly y yo también empezamos a movernos con los punks del Zurich, gente como las dos Tinas, la Núria, el Boliche, el Nasti, el Jere; gente que se movía por el Patata y que era mayor, como los Frenopaticss. Los fines de semana nos juntábamos un montón de gente porque se añadía la peña del extrarradio. Íbamos al Barrio Gótico, a la calle del Call, al Patata, a la Plaza Real, y nos bebíamos unas Xibecas y nos fumábamos
algún porrillo. Nos movíamos por el centro porque era donde no nos miraban tanto y donde la policía nos agobiaba menos. En el barrio nos paraban cada dos por tres. Era una época en la que llevar una cresta llamaba mucho la atención y cualquier cosa era una buena excusa para pedirte la documentación. Cuando se juntaban los punks de Girona, que eran punks muy punks, muy brutos y muy yonquis, siempre había altercados. Tengo algún recorte de diario que dice “Los punks, amos y señores del centro urbano de Barcelona”.

Me acuerdo también de los primeros conciertos que vi en el Ateneu Santboià como Último Resorte, Zarama, Disturbio, etc. Un concierto en la Barceloneta acabó a hostias con todos los garrulos del barrio. En esa época todos los manguis estaban en contra de los punks y más de una vez se había montado alguna tangana porque nos querían pegar. Para evitar estas movidas siempre teníamos que ir en grupo. Íbamos 15 ó 20 en el metro y te sentías seguro. Si yo, que era un crío, ya flipaba con las pintas que llevaba la peña, imagínate la gente normal que iba en el metro. Recuerdo que se apartaban o se cambiaban de asiento.

Mas Palou. Las dos caras del Gos. La más combativa y la más amable (Archivo Gos)

L’Odi Social

L’Odi Social es un proyecto del Poly. El nombre lo sacó de una entrevista de los Damned y la semilla del proyecto nace en el Miky, un salón recreativo de Gràcia con futbolines, donde se hacían trapis y podías fumarte algún porro disimuladamente en un rinconcito. El Poly es un excursionista, un boy scout emprendedor con ganas de hacer cosas, y fue el responsable de poner en marcha este proyecto. Empezamos ensayando en un trastero que tenían los padres del Poly con dos timbales, una guitarra, un bajo y un micro, todo enchufado al mismo amplificador, no cabía nada más. Luego pasamos a la tienda que tenía la madre del Saina y ensayábamos en su habitación. Teníamos una batería, dos amplificadores y una radio donde enchufábamos el micro. Entonces yo tocaba el bajo, el Poly tocaba la guitarra y el Saina la batería. La disposición de los instrumentos cambió cuando entró Fernando.

La primera grabación seria que hicimos fue en Maratón. No teníamos ni puta idea de cómo se trabajaba en un estudio y tuvimos la mala suerte de ir a topar con un hippy que no había grabado una banda de punk en su vida. Menos mal que fuimos bien preparados… Nuestro single Que pagui Pujol suena más o menos bien porque nosotros llegamos al estudio con nuestro sonido y con la energía que habíamos trabajado muchas horas en el local.

El Poly estuvo en Italia una buena temporada, sin un duro, con la gente de Declino, Negazione, Wretched y la gente de Pisa. Se vino con los singles en la mochila. Recuerdo que yo perdí un paquete de 25 copias con la Vespa en la calle Bailén con Diagonal

Para la edición del single el Poly se pegó la mayoría del curro. Tenía contacto a través de Anti/Dogmatikss con el Sisa y se fue a hablar con la gente de La Roca para ver cómo podían conseguir dinero para editar nuestro single, porque teníamos muy claro que queríamos autoproducirlo. Hicimos un montón de bolos para podernos costear la grabación, pero necesitamos la ayuda de la gente de La Roca para poder editarlo. El Poly es el que cogió la mochila, el máster y la pasta y se fue a Italia. El Saina fue el que se curró el diseño y los collages del single. Si te fijas, en la contraportada está Pujol pagando en una taquilla del metro. Era una foto recortada del diario, pero en la reproducción del single casi ni se aprecia. El Poly estuvo en Italia una buena temporada, sin un duro, con la gente de Declino, Negazione, Wretched y la gente de Pisa. Se vino con los singles en la mochila. Recuerdo que yo perdí un paquete de 25 copias con la Vespa en la calle Bailén con Diagonal.

En este grupo siempre ha habido dos cerebros enfermos, que son el Poly y el Saina, y fuimos el primer grupo en hacer campañas publicitarias a nivel de calle. Todos los autobuses iban llenos de pintadas con leitmotivs como “L’Odi, no ho saps, home? No ho saps encara? L’Odi, home, L’Odi [El Odio, ¿no lo sabes, hombre? ¿No lo sabes todavía? El Odio, hombre, El Odio]”. La gente se preguntaba qué coño era eso de L’Odi. Te ibas encontrando frases con dibujitos en todos lados: en Gràcia, en el centro, en Guinardó… Era propaganda gratuita, no teníamos adhesivos; eran el Poly y el Saina, que iban dejando mensajitos de ese estilo por todas partes.

Creo que Esventats marca la época hardcore de L’Odi. En Que pagui Pujol ya había velocidad, pero era muy punk. El Saina se fue a California y volvió con todo el ‘sonido California’, RKL, un montón de contactos, etc. Además siempre hemos tenido ciertas connotaciones Oi!, y eso se nota en el single.

L’Odi Social en el gaztetxe de Andoain. Saina, Poly, Damned y Gos (Fotos: Txisto/Archivo Gos)

Relaciones

Hemos compartido local con un montón de grupos: Skatalà, Anti/Dogmatikss, Shit S.A., Últimos de Cuba, GRB, Subterranean Kids, etc., y nunca hemos tenido ningún problema.

Había dos camarillas: la del local de Las Moscas, con Anti/Dogmatikss, Shit S.A., L’Odi y el Bolo, que pasaba mucho por el local, y la de Nou de La Rambla, con Sentido Común, Subterranean Kids y GRB. No estábamos separados, nos encontrábamos en todas partes.

Las relaciones personales siempre marcan las relaciones de colectivos, de grupos y proyectos, y hay que intentar que una relación personal o las roturas sentimentales no intervengan en algo que es colectivo. Al principio creo que no teníamos ni envidias sanas, ni siquiera rencillas. Más o menos todas las bandas tocábamos. Después otros grupos tuvieron más salida a nivel de conciertos en comparación con otros que se quedaron más estancados. Con el único que tuve algo de roce a nivel ideológico fue con Ángel. Con todo lo que ha vivido, con todas las ostias que ha repartido y toda la violencia que nos ha tocado vivir y que él también exteriorizó, después se volvió muy teórico
en cuanto al activismo político. “Con paciencia y sin violencia destruiremos al estado”. ¡No me jodas! ¡Esto, o te lo cargas a degüello, o no hay quien lo destruya! ¡Si no, mira cómo estamos…! “¡A los nazis no hay que pegarles, hay que convencerles”. ¡No me jodas, tío! Un nazi que te está machacando a toda la peña, cuando lo encuentras lo machacas, ¡punto pelota! Ojo por ojo y diente por diente.

L’Odi es una respuesta a que la balanza del amor no siempre se lo lleva todo. Hay otra parte de la vida cuando te sientes mal, cuando te putean, cuando te ahogan, cuando te maltratan, que es el odio, la rabia. La tienes que exteriorizar, la puedes canalizar más o menos, pero tienes que sacarla, echarla

A mí siempre me ha gustado expresarme y rabiar. Igual que me gusta querer, me ha gustado rabiar. No tengo solo la vertiente amor, hay amor y hay odio, L’Odi es una respuesta a que la balanza del amor no siempre se lo lleva todo. Hay otra parte de la vida cuando te sientes mal, cuando te putean, cuando te ahogan, cuando te maltratan, que es el odio, la rabia. La tienes que exteriorizar, la puedes canalizar más o menos, pero tienes que sacarla, echarla. Si no, te la quedas dentro.

Hay grupos que han estado luchando más por una cuestión social y otros que han estado defendiendo una escena musical. Yo nunca he hecho buenas letras. Las buenas letras siempre han salido del Poly, del Papus, del Kike de Skatalà, de la Amy. Nunca he sido un teórico, siempre he sido demasiado directo: romper, quemar, romper, quemar.

Gos (Archivo Gos)

Drogas

Las sustancias estupefacientes estaban ahí antes que el punk. Cuando salía con la gente del barrio o con la gente del instituto empecé a fumar petas y beber alcohol. La gente que no ha tenido información es porque no ha querido. Además, viendo lo que les estaba pasando a los colegas de alrededor, era un buen momento para tomar determinadas decisiones. Está bien el tema de experimentar, de acuerdo, pero ahora ya sé por qué pringa la peña, y yo no quiero pringar.

Maldita Heroína era porque en aquella época, hace 25 años, había mucho caballo, no existía el speed. La cocaína existía en cantidades irrisorias y en circuitos muy ‘in’, y teníamos muchos colegas que se engancharon al caballo y que se quedaron por el camino, o que se han quedado marcados para siempre.

Los porros siempre han estado ahí, son algo de la tierra. Pero creo que el alcohol es mucho más peligroso que los porros y que muchas otras drogas, porque sí que es una droga dura. He visto a mucha peña pringar con el alcohol y ahora, después de tantos años, estamos viendo sus efectos en muchos colegas.

La sociedad es muy hipócrita, se queja de las drogas. ¿Qué drogas? ¿Las que la ley marca como drogas? El alcohol es una de las peores drogas y es legal. La gente está pillada por muchas drogas. Mucha gente está enganchada a la televisión, otra no funciona sin un café

En la actualidad hay mucha información, pero también hay drogas por todas partes y de muchos tipos, drogas químicas y sintéticas. La gente debe tener conciencia de lo que se está metiendo. ¿Con qué se drogaba la gente de la calle cuando no había drogas? Lo hacía con pastillas, dexidrinas, minilips, pastillas para adelgazar, para perder el apetito, optalidones, maxibamatos, centraminas… Diez o doce chuflas, dos o tres Xibecas y cuatro caladas de un peta y con 16 años ibas a tope.

Gos, Poly y Boliche por Euskadi (Archivo Gos)

La mayoría de las letras del Poly son experiencias. Había un montón de gente que se metía speed diariamente y además vivían del trapicheo sacando grandes beneficios. Es respetable, cada uno se busca la vida como puede. Speed era una autocrítica a nosotros mismos y a nuestro entorno. El speed era el modus vivendi tanto para follar, como para irse de fiesta, como para estar con los colegas, como para sacarles la pasta. Esa letra sólo decía que todos formábamos parte de esta mierda. La sociedad es muy hipócrita, se queja de las drogas. ¿Qué drogas? ¿Las que la ley marca como drogas? El alcohol es una de las peores drogas y es legal. La gente está pillada por muchas drogas. Mucha gente está enganchada a la televisión, otra no funciona sin un café. Si prohibiesen fumar la gente saldría a la calle a montar una revolución. La
gente está enganchada al curro y hay gente que se suicida cuando se jubila porque no sabe hacer otra cosa que currar, porque ha sido programada para eso. No digáis que esto es bueno y esto es malo, porque todos formamos parte de la misma mierda. De acuerdo que el caballo mató a mucha gente rápidamente, pero el alcohol también lo está haciendo más lentamente. Las depresiones, nuestra manera de vivir, también enganchan. También mata producir, consumir y callar. El tema de las drogas en aquella época era muy visible, muy palpable, muy directo, pero era pequeñísimo. Ahora es mucho más visible y mucho más palpable. Hay drogas por todas partes. Las chuflas de ahora son drogas que te afectan a la cabeza. ¿Eres consciente o no eres consciente de lo que haces?

Fotografía de portada: Foto clásica de la mediana Estrella que aparece en su primer single (archivo Gos)

Extraído de Harto de todo: Historia oral del punk en la ciudad de Barcelona 1979-1987 de VV. AA. (BCore, 2011)


Al habla Jordi Roca, nacido en 1967. Barrio del Guinardó (Barcelona)

# Anti/Dogmatikss, Blondie, Damned, Dead Kennedys, Declino, Disturbio, Frenopaticss, GRB, Negazione, Plasmatics, Police, Ramones, RKL, Sentido Común, Sex Pistols, Shit S.A., Skatalà, Subterranean Kids, The Jam, The Who, UK Subs, Último Resorte, Últimos de Cuba, Wretched, Zarama,