Entrevista con Shopping 29 mayo, 2018 – Publicado en: BCBlog

Shopping han sido una parte activa de la escena punk DIY de Londres durante años, y han difundido su música con un mogollón de giras por todas partes del mundo. Estrenaron su nuevo disco, The Official Body, en enero. Me reuní con ellos después de su concierto en Valencia la semana pasada para hablar un poco.

¿Cuánto lleváis por Europa? Sé que tocasteis en Oviedo hace un par de días, en Lata de Zinc, qué tal ha sido? Sé que es un sitio bastante pequeño, y se queda un poco apartado de las ciudades grandes.
RACHEL: Fue muy guay, sí que era súper pequeño, tocamos con un grupo super majo que se llamaba …. ¿Nera? … ¿Nura? … Neuro … [Neuro, sí] Eran realmente buenos, y no pensábamos que iban a haber teloneros, pero aparecieron y eso lo hizo todo mejor, siempre es mejor con teloneros. No había mucha gente, pero realmente estaban por la labor, como uno que se puso a bailar el limbo en algún momento… fue impresionante, ¡creo que no había pasado nunca en ninguno de nuestros conciertos! Es un lugar muy agradable, nunca había estado allí antes.

¿Cómo surgió la gira de España entonces?  Fuisteis a Oviedo, habéis venido a aquí, a Valencia, y en general no vienen muchos grupos activos e independientes del Reino Unido por estos sitios. Siempre estoy en Facebook y veo como, “¡Trust Fund vienen a Europa! Oh, pero no van a venir a España.” “¡Martha vienen Europa! Vale, no vienen a España”…
BILLY: Por eso precisamente. Hicimos un par de conciertos en España durante nuestra última gira eurepea, justo antes de estrenar el disco en noviembre, y fueron muy divertidos. Y pensamos “¿Por qué no venimos nunca aquí? ¡Volveremos!”, y por eso hemos dedicado esta gira a España (risas). También porque hemos hecho muchísimas giras por Europa y siempre vamos a los mismos sitios, y por eso queríamos venir aquí.

Sois todos de Londres, ¿verdad?
ANDREW: Mas o menos, sí.

Pero Andrew se ha mudado recientemente a Glasgow, ¿Cómo ha afectado esto al grupo? ¿Ha cambiado algo?
ANDREW: Trabajamos de una manera diferente ahora, ya que no podemos reunirnos en un abrir y cerrar de ojos, ni tampoco podemos ensayar de forma gratuita en el sitio donde solía trabajar en Londres (bueno, todos hemos trabajabado allí), que se llamaba Power Lunches. Me mudé a Glasgow cuando cerró, hace dos años y medio, y ahora Rachel también se acaba de mudar aquí hace un mes. Por lo tanto yo y Rachel estamos viviendo en Glasgow, lo que haría pensar que ensayar y esas cosas son un poco más fáciles, pero Billy sigue en Londres así que tenemos una especie de relación a larga distancia. Eso significa que cuando conseguimos reunirnos tenemos que reservar una semana o lo que sea para ensayar y aprovechar al máximo el tiempo, y ser un poco más organizados a la hora de componer que antes. Asimismo, nos conocemos tan bien a la hora de crear y hacer música que en una semana de estar juntos conseguimos hacer todo lo que nos habíamos propuesto. Cuando empezábamos solíamos necesitar mucho más tiempo ensayando para conseguir lo mismo.
BILLY: Ahora somos profesionales, por así decirlo.

Por lo que yo sé la escena punk del Reino Unido ha sido muy activa últimamente, han salido una gran cantidad de cosas buenísimas. ¿Vosotros os veis como parte de eso? ¿Hay algún grupo con el que sintáis alguna conexión especial o del que seáis especialmente cercanos?
RACHEL: A mí me parece que muchos de los más importantes ya lo han dejado. Cómo Good Throb en su momento, y Wet Dog, el grupo antiguo de Billy. Quiero decir que siguen siendo una banda en teoria, pero ya no tocan más. Bandas como esas, para mí fueron algo importante en el Reino Unido en términos de impulsar la música y crear esta sensación de camaradería y de comunidad, pero todavía hay un montón de grupos excelentes que comienzan… y que se separan continuamente (risas). Es una pena que a menudo las bandas no aguanten más tiempo, eso es lo más frustrante. Al final siempre es la misma gente que acaba tocando en diferentes bandas, más alguna peña más joven que se va incorporando, y al hacerte mayor sientes que los conoces a todos,  pero luego aparecen estas personas nuevas y te preguntas “¿Quién es toda esta gente?!” y eso es también muy emocionante.

Lleváis un tiempo recibiendo atención en los medios ‘convencionales’, en publicaciones como The Guardian, Pitchfork y demás. ¿Notásteis algún cambio en vuestro público o en la forma en la que estos interactuaban con la música?
ANDREW: Bueno, siempre intentamos tocar para públicos diferentes, cuando podemos, y no siempre ir a los lugares obvios, y también ir a lugares que no habíamos pensado, a nuevas ciudades, por ejemplo. Queremos tocar para tantos tipos diferentes de personas como sea posible, no queremos restringirnos de ninguna manera a un público en concreto. Por mucho que nos guste la escena punk DIY de Londres, cuando tocamos en Londres procuramos tocar en sitios diferentes y lo mismo hacemos en el resto del Reino Unido. Por eso no noté ningún cambio en nuestro público por el hecho de salir en estos medios convencionales.
RACHEL: Cuando hicimos nuestra primera sesión de Mark Riley [DJ británico de la radio BBC 6Music, que promueve a artistas emergentes] recuerdo que sí pensé “Oh, parece que empieza a venir gente distinta a nuestros conciertos”, personas que no eran necesariamente los típicos punkies hardcore, o queers de aspecto extraño. Eran mayores, de aspecto más normal, de los que escuchan The Fall, y escuchan el programa de Mark Riley. Fue muy agradable, aunque también un verdadero shock. La gente decía “venimos a tu concierto, te hemos escuchado en la radio” y era como, “¿Todavía pasa eso?”. Pero creo que el efecto 6Music es una cosa, y los de Guardian y Pitchfork no tanto.

Queremos tocar para tantos tipos diferentes de personas como sea posible, no queremos restringirnos de ninguna manera a un público en concreto, por mucho que nos guste la escena punk DIY de Londres

Así que el nuevo disco tiene un montón de toques divertidos, como mucho bajo de sintetizador y cosas así, algunos momentos que me suenan rollo dub o reggae. Las primeras notas del la primera canción, “The Hype”, suenan como “¡este es un disco de reggae!”
RACHEL: ¡Ojalá! (risas)

Suena muy juguetón. ¿Qué ha pasado, o qué ha cambiado entre este disco y el anterior? ¿Se añadieron nuevas influencias a lo que estabais haciendo?
BILLY: No pensamos nunca en influencias de forma activa. No lo hablamos, ni nos reunimos para escribir canciones y decimos “quiero hacer que suene a este estilo”. Una de las canciones, “New Values”, suena bastante a dub, y creo que cuando nos pasa esto es como “Oh, que guay que suene así”.  Mola, cuando escribimos algo, que se salga de alguna manera de nuestra zona de confort, y por eso cuando surge algo así le damos continuidad. Creo que nuestro mayor objetivo siempre es escribir un hit pop (risas), pero personalmente no digo nunca: “chicos, estoy escuchando este tipo de música y me gustaría que nos centráramos en este estilo”, esto no sucede nunca.
RACHEL: ¡Eso no lo hemos dicho nunca! Y creo que siempre estamos un poco sorprendidos por como salen las cosas, en plan, “Oh, va a ser este tipo de canción! Guay, pues vamos a ello!” Y luego, cuando grabamos, podemos añadir otras cosas que lo potencian aún más, como en “New Values”, añadir la melódica era como ‘Venga, pues esta es dub’ (risas). Fue divertido para nosotros, pero también fue una especie de accidente.

El nuevo álbum fue producido por Edwyn Collins. ¿Qué tal ha sido trabajar con él? ¿Cómo ha afectado al álbum? Por lo que sé tiene un estudio muy bonito en algún lugar de las tierras altas de Escocia, no?
ANDREW: Está en Helmsdale, y es precioso, muy guay. Fue una mezcla extraña de sesión de grabación superrelajada y al mismo tiempo ser conscientes de que estábamos allí para trabajar. Era un poco como un campo de entrenamiento, en el buen sentido, en plan, algo muy reglamentado pero que, obviamente, eramos conscientes de que estábamos trabajando con Edwyn Collins y de que queríamos esforzarnos.

¿Era él el que hacía cumplir el horario?
ANDREW: Pues era muy tranquilo, muy relajado. Un rollo tipo: “si Edwyn va a subir esos cien escalones para llegar al estudio a las diez, claro que vamos a estar nosotros también. ¿Qué coño vamos a hacer, quedarnos en la cama?”

¿Está en una colina, como un templo o algo así?
ANDREW: Sí, da al mar, es muy bonito. Edwyn es una inspiración, que realmente nos inspiró a trabajar duro, y es muy alegre, siente amor por la música. Siempre es muy divertido, y por eso creo que el disco ha salido también muy divertido, porque [Edwyn] nos estaba animando a probar todo lo posible, y los pequeños detalles que nos ha ayudado a meter en las canciones son muy divertidos y graciosos. Fue la mejor experiencia de grabación que hemos tenido nunca.

Eramos conscientes de que estábamos trabajando con Edwyn Collins y de que queríamos esforzarnos. Un rollo tipo: “si Edwyn va a subir esos cien escalones para llegar al estudio a las diez, claro que vamos a estar nosotros también. ¿Qué coño vamos a hacer, quedarnos en la cama?”

[En este momento Andrew se excusó cortesmente para recoger el equipo]

Quería preguntaros también sobre la canción “Shave Your Head”, en el nuevo álbum; cuando la oí me recordaba a la canción de Pavement “Cut Your Hair”. No sé si sois fans de Pavement…
RACHEL: Me gusta esa canción. De todas las canciones de Pavement es mi favorita, pero no creo que tenga nada que ver.

Supongo que expresa un sentimiento similar sin estar influenciada por ella. Aunque os lo quería preguntar, ya que me parecía como una mirada crítica al famoseo superficial, que impregna incluso la cultura de la música indie, la cual se supone que debería estar por encima de eso.
RACHEL: Esta cancion es de Andrew, así que me voy a sentir como si le estuviese parafraseando. Él quería criticar el culto a la identidad, incluso en las bandas más pequeñas, y este concepto de la fama como algo que de verdad está amplificado ahora por las redes sociales, Instagram y tal, y de las personas que cultivan esta imagen, y también los efectos negativos de todo eso. Y también trata de cómo te pueden utilizar como la imagen de algo, en plan, si tienes un aspecto de  punk, tienes la cabeza rapada, esta imagen superficial puede ser utilizada como capital cultural. Supongo, no sé, tendrías que preguntar a Andrew, yo no escribí la canción.

En muchas entrevistas os sacan el tema de las ideas políticas, dicen que sois un grupo de punk político o lo que sea, y me parece que siempre volvéis al hecho de que queréis priorizar la idea de la diversión en vuestros conciertos y en vuestra música. Esto es muy evidente en los videoclips, como en el de “The Hype”, en el que salís todos jugando, tonteando en una piscina, o ese medio concurso medio delirio febril de “Wild Child”. Me gustaría saber cómo se os ocurren estas ideas. ¿Hay alguna persona que se encarga de estas ideas en la banda? ¿Trabajáis con otros directores? ¿Lo veis como elementos importantes en lo que hacéis?
Billy: Sí, lo consideramos algo muy importante, porque creo que la forma de consumir cosas hoy en día es a través de videos y cosas visuales. Hay que hacer cosas que puedan ser consumidas a través del internet si quieres que más personas escuchen tu música. En general uno de nosotros tiene una idea para un videoclip y luego esa persona la lleva a cabo, como es mi caso que hice el video de “The Hype” con ayuda de algunos amigos, y nos quedamos con lo que funcionaba, porque se hace muy difícil cuando no estamos todos juntos. No podemos simplemente reunirnos y filmar un video en cualquier momento, tenemos que planearlo muy cuidadosamente. Tenemos que estar todos en un lugar, y ya que esa vez lo estábamos, junto con todos nuestros amigos, hicimos lo que parecía lo lógico y fué muy divertido. Andrew tuvo la idea para el videoclip de “Wild Child”, y trabajamos con otros amigos diferentes para grabarlo. También hemos trabajado con otros directores, a veces tienen una idea y nos adaptamos, pero en verdad todo lo vamos haciendo sobre la marcha. Suele ser algo en plan:  “A ver, necesitamos una idea para un video, ¿a alguien se le ocurre algo? ¿No? Vale, pues vamos a preguntar a otra gente a ver que se les ocurre” [se ríen todos]

Rachel, estás involucrado en muchos otros proyectos, has hecho cosas con Pauline Oliveros y Thurston Moore y un montón de otras bandas como Golden Grrls, Sacred Paws etc,  ¿ Entran estos otros proyectos en conflicto con Shopping, lo que parece ser tu proyecto principal? Lo mismo para los otros, como Andrew, que toca en As Ondas por ejemplo.
RACHEL: Andrew también está en una banda que se llama Current Affairs, de Glasgow, que son muy buenos. Golden Grrrls ya no existen, pero también tocó con dos grupos más… realmente no se puede sobrevivir con los ingresos de un solo grupo, y por eso intento hacer otras cosas. No sólo para hacer dinero, obviamente, (risas) ¡lo hago porque es divertido! Pero si yo no hiciera eso tendría que ponerme a currar así que miro de gastar todo mi tiempo con la música.

https://shoppingfc.bandcamp.com/
https://www.facebook.com/weareshopping/
https://www.instagram.com/we_are_shopping/


Alex Minshall es un inglés que escribe/dibuja cosas en fanzines, y que ahora está empezando a hacer cosas en castellano. Sus gustos en música lo abarcan literalmente todo, pero sobre todo el rock alternativo como Pavement, Neutral Milk Hotel, Silver Jews, Belle and Sebastian etc (lo que escucha Lane Kim de Gilmore Girls). Vive en Valencia capital donde ve conciertos de vez en cuando.

 

# As Ondas, Current Affairs, Edwyn Collins, Golden Grrrls, Good Throb, Pavement, Sacred Paws, Shopping, Wet Dog,