Hemeroteca: Entrevista At The Drive-In (Enero de 2001) 12 junio, 2018 – Publicado en: BCBlog, Entrevistas

Esta entrevista con At The Drive In se publicó originalmente en el fanzine Miroslav Mecir (perpetrado por el activista underground barcelonés Manel Peña) en enero del año 2001. Gracias amigo por permitirnos recuperarla.

At The Drive In son una de las bandas de las que más se habla últimamente por varias razones: porque han firmado por una multinacional, porque han salido en el puto País de las Ten­taciones, porque no paran de sacar discos y singles con gen­te como Sunshine, Burning Airlines… y por sus directos. Son la típica banda que si ha llegado donde está es por el boca a boca de la gente que los ha visto y que se ha quedado aluci­nada. Su primer concierto en Barcelona fue ante una audiencia (de 50 personas, más o menos) que no los conocía de nada y que se fue a casa con los ojos como platos y los tímpanos vibran­do como diapasones.

Como siempre, ahora todo el mundo hablará de ellos, con un disco en Grand Royal, y podréis ver su nombre (seguro) en las revistas musicales más infames, pero como alguien dijo una vez muy sabiamente, en el caso de ATDI: “Believe the hype!”. Porque, esa la pura verdad: sus directos son atronadores, sus discos han ido pasando de lo mediocre a lo notable y se les ve una honestidad a prueba de bombas.

Entrevisté a estos tíos simplemente por­que me flipan y son una de mis bandas favoritas ahora mismo y porque seguro que el nuevo disco va a ser la bomba, pero es que además, Cedric, su cantante y frontman, resultó ser un tío de lo más simpático y locuaz, con ganas de explicarme cosas y al que brillaban los ojos al hablarme de sus proyectos y de sus ambiciones.

Allí estábamos los dos, en la terraza de Zeleste, bajo un cie­lo color zinc que amenazaba con caérsenos encima a la pri­mera de cambio hablando de algunas cosas que igual pueden ser de vuestro interés.

¿Qué es lo que os impulsó a empezar con At The Drive In?

Empezamos en el 94 y simplemente quería­mos sacar discos…

(Empieza a llover) Oye, ¿por qué no…? (y le señalo unas escalerillas cubiertas)

Oh, sí, sí… [pausa, nos acomodamos como podemos en las escaleras metálicas] Pues eso, empezamos en el 94 y queríamos salir por ahí de gira y sacar discos nosotros mismos, sim­plemente por diversión. Ahora parece que se está convirtiendo en una cosa diferente. Estábamos todos en diferentes bandas que se separaron y lo que queríamos hacer era ir de gira muy a menudo, así que encontramos gente que quisiera hacerlo, ya sabes, todo el tiempo, así que, eso es lo que hicimos.

¿Ganáis suficiente dinero como para vivir de esto o qué?

Sí. Ahora, sí, al principio no. Todos teníamos que ir al cole, o trabajar, pero ahora funcio­na bien, puedo pagar un alquiler y cosas así (risas).

¿Es fácil grabar discos y seguir tocando cuando vives en el Paso (Texas)? ¿Es diferen­te a vivir en LA, San Francisco, Washington o dónde sea..?

Mmmm… De hecho, nos hemos mudado a Los Angeles. Yo, a Long Beach, California, y todos los demás en otros sitios de LA. Jim si­gue vivendo en El Paso, es un poco raro. Vie­ne un mes o dos, ensayamos, grabamos y se vuelve. Es duro vivir en El Paso, especial­mente al principio. Está como a diez horas de cualquier sitio, es un pequeño pueblo. A nadie le importaba quién éramos porque no sa­bían dónde estaba El Paso.. es muy, muy du­ro.

¿Por qué créis que habéis sacado vuestros dis­cos en tantos sellos distintos (Offtime, Fe­arless, Fipside…)?

Porque ningún otro sello quería trabajar con nosotros: como Crank! o Deep Elm.

Los típicos sellos “emo”…

Los llamamos o escribimos pensando si les gustaría o no, no pensando si éramos “emo” o no, o si éramos “punk” o no… y no les gus­tó. Ahora todos esos sellos querían que gra­básemos con ellos… ¿Estáis de coña? Flipside confió en nosotros, Fearless y Offtime nos conocie­ron cuando tenían que hacerlo y vieron que no sólo nos gusta un solo tipo de música… simplemente trabajamos duro en lo que ha­cemos. Fueron los únicos que tuvieron la va­lentía de hacerlo. Ahora todos quieren tra­bajar con nosotros, lo que es bastante, no sé… estúpido. Ahora que somos más populares… ya sabes.

¿Aún estáis en Fearless o no?

Hemos firmado por otro sello. Se llama Di­gital Entertainment Network, y por lo que sé, ahora se va a fundir con Grand Royal, por lo que me parece que de hecho estamos en Grand Royal ahora mismo. De aquí a que salga el nuevo disco [Relationship of Command, del año 2000. Salió antes el disco que la entrevista, como solía ser habitual] va salir ofi­cialmente con Grand Royal.

Ése es el sello de los Beastie Boys… ¿qué guay, no?

Sí, sí (Risas)… Mike D vino a vernos a LA an­tes de salir de gira, porque estaba poniendo las cosas en orden, y la gente del sello están ya trabajando con nosotros y él quería ver cómo sonábamos y vino al show y yo me sen­tí como un chaval “Oh, hola, Mike..” (risas). Es muy, muy buen tío. Y ahora todo parece ir bien, porque, sí, quizás ahora es como una major.. y mucha gente pensará “Oh, una mul­tinacional!” como si tuviera que ser malo, pe­ro en cambio puede ser “Uh, me gusta..” por que a mucha gente le gustan los Beastie Boys: “Oh, no.. major label“, no, tío.. “¡Beastie Boys!” (Risas). El disco va a salir en Agosto, quizás, en verano seguro.

Trabajamos con un productor, Ross Robinson, que nos vio en di­recto y nos dijo que hiciéramos en el estudio lo mismo que en directo, saltar por ahí… Nos dijo que si queríamos romper lámparas, co­sas, ventanas, saltar, que lo hiciéramos.. ¡y lo hicimos!

Leí en algún sitio que ibais a sacar un disco con la discográfica Big Wheel Recreation…

Debería haber estado para esta gira, un split con Sunshine, pero… no está aún. (Risas) Así que sólo estará en la República Checa… en Day After Records.

Vuestro primer disco para Fearless In/ Ca­sino/ Out pienso que es muy bueno pero que es bastante diferente a vuestros direc­tos, no tiene la misma energía… en cambio, el último, Vaya, ya está más logrado. ¿Cre­es que sois más una banda de directo? ¿Os cuesta mucho lograr el sonido que queréis en los discos?

A veces. Porque en muchos de ellos estába­mos en el estudio, quietos y un poco asusta­dos de movernos por ahí, no teníamos mu­cho dinero para pasar mucho tiempo grabando. Ahora es un poco duro también, porque mucha gente nueva viene a los shows y te dicen “Hey, tío, mejor que toquéis bien, porque he escuchado esto y lo otro y he leí­do sobre vosotros y no quiero que me de­cepcionéis” y es difícil. Pero definitivamente pienso que somos una banda de directo, siempre lo hemos sido. Entiendo que la gente diga que los discos no son lo mis­mo: lo que tienen que hacer es venir a vemos. En el nuevo disco que va a salir intentamos aprender a escribir las canciones en el estu­dio. Teníamos diez canciones y escribimos tres o cuatro allí, que igual no seremos capa­ces de hacer en directo pero fue divertido ha­cerlas y no preocuparse por si podríamos o no tocarlas en los shows. Trabajamos con un productor, Ross Robinson, que nos vio en di­recto y nos dijo que hiciéramos en el estudio lo mismo que en directo, saltar por ahí… Nos dijo que si queríamos romper lámparas, co­sas, ventanas, saltar, que lo hiciéramos.. ¡y lo hicimos! (Risas) Fue como un show, sudan­do y tal, lo que no había gente (Más risas)

La primera vez que supe de vosotros, fue por unos 7″ que me mandó Offtime Records en 1995, cuando hacía otro fanzine. ¿Cómo crees que ha cambiado la banda desde esos primeri­zos intentos?

Mmm.. En Hell Paso era un rollo bastante poppie, en ¡Alfaro Vive, Carajo! era más cru­do, un poco más duro… Desde esos discos lo que hemos hecho es coger todas nuestras influencias y ponerlas juntas: hay canciones en las que grito, otras en las que canto.. Creo que escribimos mejores canciones. Esos 7″ ya no me gustan, todas las bandas suelen har­tarse de sus primeros discos… ya no tocamos canciones de esos discos ni nada, porque he­mos cambiado mucho.

Sobre lo que me decías de que tenéis canciones  más tranquilas y otras en las que gritas como un poseso: ¿cómo crees que va a evolucionar At The Drive In? Hacia la parte más tranquila de vuestra música o hacia los gri­tos?

A ver, en el disco nuevo va a haber tres can­ciones que son muy lentas, las demás son muy rockeras y es un poco mitad y mitad: cuatro o cinco en las que canto y cinco o seis en las que grito más. Pero hemos tratado de mez­clarlo, de hacer un balance. Si hubiera más partes cantadas, seguro que la gente nos di­ría que es porque estamos en una multi, que nos hemos dejado “limpiar” el sonido… Cuando acabamos el disco, lo que hicimos fue dejar escuchar a la gente de Grand Royal las canciones más melódicas, porque sabe­mos que si les dejamos escuchar las más bes­tias sería un rollo como: “Ummh! Oye.. ¿no podríais cambiar esto?”, les dejamos escuchar las más bonitas y luego fue: “Ja, ja, tenemos cinco o seis mucho más bes­tias” (Risas). La cuestión es que no vamos a volvernos más melódicos o más duros a propósito, sino que nos sale así. A ver lo que pasa..

Leído en una crítica de Flipside sobre vosotros: “Olvidad lo de ser punk, está en su ADN, olvidad el emo, va a ser utilizado en anuncios para vender papel de water o zumo de ciruelas en un par de años, si no antes…” ¿Qué piensas de una frase como ésta referida a vosotros?

Todo lo que escriben Flipside sobre nosotros es super bueno, siempre. No sé cómo sentirme.. no sé si lo merecemos. Siempre que hablan sobre nosotros nos dicen cosas tan grandes que… no sé, ¡como si fuésemos mejores que Fugazi!! Cuando leo cosas así, me siento demasiado halagado, y pienso “Ojalá nadie lea esto” (Risas) Está bien, y nos han ayudado mucho, pero a veces me siento un poco avergonzado (Risas)

Cuando vamos al sur de EEUU, notamos que la gente en las tiendas nos mira raro, por nuestras pintas, e incluso en los shows, se ríen de nosotros, porque ellos llevan el look punk rock o emo y nosotros no. Esto para mí es punk: no encajar en nada. Para mí, punk es el tío que no era cool cuando iba al instituto, el pardillo, el friqui…

¿Y qué piensas de esas críticas que os meten a saco en categorías como el “emo” o lo que sea? Además, a veces se habla de esto del emo como si fuese the next big thing, como pasó con el grunge o así…
Creo que ese rollo de la next big thing es por gente que no tiene nada que ver con los conciertos de punk y apenas se enteran de nada. Grandes corporaciones, y gente que no tiene nada que ver con la comunidad punk. Se ponen a hablar de emo como si fuera lo que va a romper y tal, y en verdad ya está más que muerto… el emo acaba justo después de Rites of Spring, todo lo que viene después es como una broma. Cuando los Sex Pistols empezaron a tocar, los primeros conciertos fueron guay y luego la gente empezó a ir con crestas y tal. Recuerdo haber leído que Johnny Rotten decía que se suponía que no se trataba de eso, de seguir una moda como robots… “Punk significa imperdibles y chaquetas de cuero”. No, no era eso. Entonces es cuando se transforma en lo mismo que el Heavy Metal, sin ideología, y en el que tienes que llevar el pelo largo y tal. Lo del emo ahora es lo mismo, tienes que llorar y bla, bla, bla, llevar flequillo y pantalones estrechos, ya sabes.. es como algo robotizado. Y tienes a las mismas discográficas diciendo “tal grupo es emo”… ¡lo odio! Yo creo que todo es rock’n’roll. (Risas)

¿Te sientes conectado o representado con la palabra punk rock más que con cualquier otra cosa?

Sí. Seguro. ¿Sabes? Cuando vamos al sur, a Alabama o así, notamos que la gente en las tiendas nos mira raro, por nuestras pintas, e incluso en los shows, se ríen de nosotros, porque ellos llevan el look punk rock o emo y nosotros no. Esto para mí es punk: no encajar en nada. Para mí, punk es el tío que no era cool cuando iba al instituto, el pardillo, el friqui…

¿Piensas que todo esto puede ser por vuestros peinados?
Probablemente (Risas)

¡Es más Rob Tyner que otra cosa!

¡¡Sí, sí!! (y se parte de risa). ¡Y si hicieran sus deberes se darían cuenta que sin Rob Tyner (cantante de MC5) no existiría el punk rock! Se deben pensar que el pelo rizado es ridículo o algo así… es sólo… pelo (Risas).

Habéis compartido escenario con muchas bandas: KARP, Young Pioneers, Humpers, J Church, Face To Face, Cosmic Psychos… muchas. ¿Con qué tipo de bandas preferís tocar?

Me encantó tocar con los Archers of Loaf, muy divertido. Sunshine, son checos, muy guay también. Milemarker de North Carolina, que están de gira por Europa ahora… No sé. Hace poco tocamos en un festival que no tenía nada que ver con el punk rock, donde tocamos en el mismo escenario que los Art of Noise, unos cuantos DJs… me encantan los shows así, para mí es punk pero diferente… La gente no sabe qué esperar y se vuelven locos, la gente está impactada por lo que ve, reacciona y tú te das cuenta. Es como una cosa nueva, siempre evolucionando. Cosas como el slam dancing tienen más de diez años… yo no quiero hacer cosas que mis padres hayan hecho, ¿sabes? Me gusta hacer cosas nuevas. Me gustaría tocar más con DJs y tal, pero sólo lo hemos hecho en algún show. En California tocamos en un festival con muchos escenarios y nos tocó compartirlo con Basement Jaxx, fue muy guapo!

En el primer concierto de la gira con Rage Against The Machine salimos al escenario, y no te lo puedes ni imaginar, como 10.000 personas gritando “¡Que os jodan, maricones!” y nosotros allí “¡Oh, no!” Pues todo el rato que estuvimos tocando los tíos ahí gritando “Rage! Rage! Rage!”, casi no podíamos ni escucharnos a nosotros mismos

¿Qué me puedes contar de vuestra gira como teloneros de Rage Against The Machine?

Mucho miedo (Risas).

¿Demasiada gente o qué?

Sí, sí. Queríamos probar algo así, porque nunca lo habíamos hecho. Fue divertido, pero a veces daba mucho miedo. En el primer concierto de la gira salimos al escenario, y no te lo puedes ni imaginar, como 10.000 personas gritando “Que os jodan, maricones!!!” y nosotros allí “Oh, no!” Pues todo el rato que estuvimos tocando los tíos ahí gritando “Rage! Rage! Rage!”, casi no nos podíamos ni escucharnos a nosotros mismos. Al día siguiente, Tom Morello, el guitarra, salió y dijo :”Hey, tíos, estos son At The Drive In, mi banda favorita” y todos empezaron a gritar y les gustó muchísimo.

La verdad es que yo no escucho a RATM, pero sé que Zach De La Rocha sigue bastante implicado en el punk y el hardcore, y siempre me había preguntado por su ideología política, y sé que están muy concienciados, que dan dinero a organizaciones y tal.. Si tú pagas 22$ por ir a verlos, 2$ van a diferentes organizaciones, siempre organizan protestas por todo ese rollo de Mumia, etc. Hablé con Zach de todo estoy me contó que todos ellos están vigilados por la CIA y el FBI, se implican mucho, van a Chiapas y cosas así, donan mucha pasta… No son sólo una banda que hace videos para MTV. Sé que son una parte del sistema corporativo, pero lo que intentan es joderlo desde dentro.

Lo que a mí me jode de que una banda que me gusta vaya de gira con bandas “grandes” o que están en una multinacional y tocan en estadios, no es el hecho en sí, es tan sólo que me gustaría ir a verlos, pero no me pasa por los huevos pagar un precio desorbitado por ver una banda que si toca sola me va a costar cuatro veces menos… Me gustaría ver a Dismemberment Plan, pero están girando con Pearl Jam, y paso.

¿Sabes lo que hicimos nosotros? Con RATM, ellos tocan un show y luego tienen dos días libres hasta la siguiente fecha, pues nosotros en esos días hacíamos conciertos gratis en tiendas de discos o donde fuera… Salía en nuestra página de Internet “Si no quieres pagar tanto dinero por vernos con RATM, no vayas”, lo que tratamos de hacer es alcanzar nuevas audiencias… esa gente en los shows con las mochilas llenas de fanzines, esa gente ya nos conoce, cuando tocamos con RATM o Foo Fighters, ya no es un rollo de sermonear a los conversos, sino llegar a los demás. Eso es lo guay, tío. Esa gente que sólo ve la MTV, no saben nada de Dismemberment Plan o lo que sea, porque son vagos, sólo ven la tele… pero si van a ver a RATM y nos ven, igual puede ser como “Oh, yo no sabía que este tipo de música existía”. Es por esto que lo hicimos, aunque mucha gente nos haya criticado.

Nos gusta mucho el drum’n’bass, hemos comprado un sampler y estamos probando de meter algo en nuestra música, ya sabes, es música agresiva, pero le estamos metiendo teclados y cosas así, que sacamos de nuestras influencias de los 80, la década en la que crecimos

Ya, quizás de todos estos alguno tenga curiosidad y se meta en el undeground o lo que sea… Te entiendo. Ahora te voy a hacer una pregunta muy típica: cuales son vuestras bandas favoritas de todos los tiempos?

Björk, me encanta Björk.

A mí también.

Es maravillosa. Escucho mucha salsa, el padre de Omar tiene una banda de salsa, nada que ver con Ricky Martin

¿Rollo Tito Puente?

Sí, algo así. He visto pelis, en casa de sus padres, de ellos tocando, ¡genial! Es casi punk para mí: Tito Puente, Ismael Miranda… Me gusta mucho el drum’n’bass, Roni size. A algunos de nuestra banda les gusta el country, a nuestro bajista le molan mucho Obituary y el Death Metal.. (Risas), escuchamos muchas cosas…

Ahora que has dicho lo de Ricky Martin, ¿qué piensas de todo este boom de la “música latina” en los USA? Me refiero a esa mierda de música como Ricky Martin, Chayanne, Gloria Stefan

Oooh, es muy vergonzoso…

Yo no sé qué están tratando de hacer los medios con todo esto…

Yo qué sé, “¡Oh, mira los hispanos! ¡Qué guay! ¡Lo moreno mola!” (Risas) y nosotros que  somos latinos pensamos “¡Hola! Hemos estado aquí toda la puta vida ¿ Y ahora os dais cuenta?” El año que viene será “Ah, no, que ya no está de moda” ¡Es tan estúpido! He escuchado gente diciendo que Ricky Martin molaba… ¡y una mierda! Ricky Martin estaba en Menudo, que eran como los New Kids On The Block. ¡Por favor! Para mí, la música latina puede ser Los Crudos o cosas así, o la salsa, música cubana… pero no Jennifer López… 0 Enrique Iglesias… ¡Eso es para mis padres! (Risas)

¿Cómo crees que tener gustos tan variados afecta a la música que hacéis, si es que lo hace?

Sí, a veces sacamos pequeños trozos de aquí y de allá. Por ejemplo, a mí me gusta mucho Augustus Pablo y me compré una melódica y he estado practicando con ella y la he tocado en una de las canciones nuevas. Tony está muy influenciado por Roni Size, a mí me gusta también mucho el drum’n’bass, hemos comprado un sampler y estamos probando de meter algo en nuestra música, ya sabes, es música agresiva, pero le estamos metiendo teclados y cosas así, que sacamos de nuestras influencias de los 80, la década en la que crecí, me encanta.. Me gusta mucho el dub, también.

¿Te gustan Franklin? Ellos también meten algo de dub en su música…

Sí, son muy buenos. La gente se olvida del dub y tal, pero si miras los viejos discos de los Clash, hay mucho dub y reggae, Lee Perry colaborando con ellos y todo eso… Omar y yo tocamos en una banda de dub [De Facto], cuando acabemos esta gira con ATDI nos vamos otra vez de gira con la banda de dub, con Get Up Kids y Hot Water Music. Es sólo dub… O sea que la gente va a empezar “Qué coño es esto?!” otra vez (Risas).


Uri Amat (Barcelona, 1973)

Lleva pisando estos campos del Señor desde hace más de 40 años. Su larga “militancia” en el underground empieza en su pre-adolescencia, cuando empieza a editar fanzines con su hermano mayor bajo los nombres más estrafalarios: Rowed Out!, Hangover y La Escuela Moderna son algunos de ellos. También ha estado implicado en otras publicaciones en las que, incomprensiblemente, le han dejado colaborar: la revista de tendencias AB, el fanzine Absolut de BCore y su posterior encarnación digital o el blog Gent Normal, entre otros. Nunca le han pagado ni un céntimo por ninguno de sus artículos o entrevistas. Pero como decimos en catalán: “ací caic, allà m’alço”. Actualmente se dedica, cuando sus retoños se lo permiten, a ir a trabajar en bicicleta, visitar bibliotecas y beber en bares de viejos. Éstas (bicis, bares y bibliotecas) son las tres “B” básicas de la ciudad utópica fourierista en la que ingenuamente cree vivir hoy en día, mientras a su alrededor todo se derrumba.

# Archers of Loaf, Art of Noise, At The Drive-In, Augustus Pablo, Basement Jaxx, Beastie Boys, Björk, Burning Airlines, Chayanne, Cosmic Psychos, De Facto, Dismemberment Plan, Enrique Iglesias, Face to Face, Foo Fighters, Franklin, Get Up Kids, Gloria Stefan, Hot Water Music, Humpers, Ismael Miranda, J Church, Jennifer López, KARP, Lee Perry, Los Crudos, MC5, Menudo, Milemarker, New Kids On The Block, Obituary, Pearl Jam, Rage Against The Machine, Rites of Spring, Roni Size, Sex Pistols, Sunshine, The Clash, Tito Puente, Young Pioneers,