Entrevista con Arrotzak 4 julio, 2017 – Publicado en: BCBlog, Entrevistas

Desde que escuché por primera vez el impresionante debut de Arrotzak, hace ya un año, que me moria de ganas de verlos en directo. Su sonido recuerda a bandas de punk oscuro ochentero, sobretodo del lado americano: TSOL, Wipers, Agent Orange… pero con una elegancia y una intensidad propias, y con esa extraña cadencia melódica, ligeramente tristona, que tiene buena parte del punk cantado en euskera.
Así que, aprovechando que el proximo fin de semana se acercaran (ya era hora!) por la costa mediterrania (el 6 en Benissa, el 7 en Alicante), y que el sábado 8 de julio vamos a tenerlos en la sala BeGood de Barcelona, acompañados de las potentísimas Mendra, les hacemos unas preguntillas para el BCBlog.

Todos habéis tocado o lo seguís haciendo en bandas estilísticamente muy distintas, como el screamo de ya ultramíticos Curasan, o el post-rock psicodélico de Petra, cuando decidístéis empezar con Arrotzak ¿teníais alguna idea en mente de la música que ibáis a hacer? Me refiero a si os pusisteis a tocar a ver que salia, o si alguién dijo eso de “¿porque no hacemos una banda de punk-rock?”
Arrotzak surgió como muchas bandas en un bar a altas horas. Veníamos de bandas más enrevesadas y que transmitían otras sensaciones, y nos apetecía tocar algo más directo y oscuro. Coincidíamos en el mismo local en el que ensayaban las bandas que mencionas, y empezamos a improvisar.

En vuestro primer disco se notan claramente las influencias de bandas de punk de los 80’s, sobretodo de Wipers, pero hay algo en las melodías de voz (y no solo en las que estan cantadas en euskera) que me recuerda a bandas de punk y post-punk bascas. ¿Son imaginaciones mias o hay bandas locales entre vuestros referentes?
Claro, por ejemplo nos han dicho muchas veces que recordamos mucho a Gaizkiñe, mítico e injustamente poco conocido grupo de Andoain que fueron influencia directísima en nuestra adolescencia.

Supongo que el hecho de que las letras esten algunas en euskera y otras en castellano responde a vuestra realidad, que en el dia a dia utilizáis los dos idiomas indistintamente. Pero, ¿como y cuando decidís el idioma de la letra? ¿Tenéis las letras escritas antes de componer la música o las hacéis a posteriori, basandos en como suena cada tema?
Exacto, esa es nuestra realidad, y los dos idiomas tienen su lugar en ella. Las sensaciones que transmite cada canción se traducen en uno u otro idioma, depende del que pida.  Siempre empezamos con la canción y luego adaptamos una letra.

Arrotzak surgió como muchas bandas en un bar a altas horas. Veníamos de bandas más enrevesadas y que transmitían otras sensaciones, y nos apetecía tocar algo más directo y oscuro

Solo habeis hecho 100 copias y en cassette, ni CD ni LP. ¿Nos podéis explicar porque? ¿Ha habido interés por la edición en este formato o la gente os ha dicho que prefería descargárselo del bandcamp?
Era nuestra primera grabación, y económicamente el vinilo nos venía grande. Además para entonces habíamos editado 5 referencias en cassette en un pequeño sello que creamos para editar en cinta grabaciones perdidas de grupos de nuestro alrededor (Kriston Zintak). Es un formato barato-cómodo, y más bonito que el CD.  Para nuestro asombro hemos tenido que hacer una segunda edición.

Y siguiendo con esto, internet es el medio perfecto para que una banda sin un sello potente detrás pueda mostrar su música, ¿creeis que lo tendríais tan fácil para girar o encontrar conciertos si no fuera por plataformas como bandcamp o youtube? Y siguiendo con lo mismo, ¿creeis que llegarà un dia en que las bandas DIY ya ni siquiera se planteran sacar los discos en formato físico?
Evidentemente ayuda para difundir la música, pero para conseguir conciertos no marca tanta diferencia, ya que antes también había maneras de mandar música al promotor. La diferencia está en que los oyentes antes iban más a ciegas, sin haber oído al grupo, y ahora todo el mundo lo escucha antes de decidir si va o no. En cuanto al futuro del formato físico del disco, pensamos que este tiene un significado simbólico muy fuerte en la vida de un grupo DIY, y que costará que esto desaparezca.

Aunque seáis una banda joven en cuanto a recorrido, no sois precisamente unos jovenzuelos formando su primer grupo. ¿Existe eso en Euskadi? Quiero decir: ¿ha habido un relevo generacional con chavales de dieciocho años tocando en banda de HC/Punk y derivados, o tenéis la sensacion, como pasa en algunas escenes locales de Cataluña, que llevais quince años siendo la misma gente pero con bandas nuevas?
Si, hay un poco esa sensación, pero es que la aparición de internet y los nuevos medios de comunicación han marcado tal diferencia que la manera de vivir-consumir música que teniamos nosotros con 18 años no tiene nada que ver con la que tienen los jóvenes de hoy en día. Para nosotros recibir el catálogo de Bcore en sobre postal era una estimulación que duraba un mes. Hoy en día basta con dos clicks para obtener lo mismo. Puede que haya que cambiar toda la ecuación para obtener el mismo resultado.

Para nosotros recibir el catálogo de Bcore en sobre postal era una estimulación que duraba un mes. Hoy en día basta con dos clicks para obtener lo mismo

Vuestras letras rebosan muerte, alcoholismo, soledad, más muerte, incomprensión, traicion, desesperanza… ¿creéis que el punk debe ser necesariamente oscuro y nihilista o hay sitio también para la diversión y el despiporre?
Punk y deber no casan demasiado bien, preferimos el aporte introspectivo de llevar lo personal al primer plano, sin máscaras ni clichés. Y si es oscuro, pues compartámoslo.

Me tiene muy intrigado la letra de “Euskal Herri Pozoindua”, que podria traducirse por algo así como Euskal Herria envenenado. Es una canción ecologista? Habla de un futuro apocaliptico o realmente creeis que el país basco está jodido en cuanto a naturaleza? Porque comparado con esto de aquí parece que vuestros bosques son relativamente virgenes…
No es ecologista ni hace referencia directa a la naturaleza; vino de un paseo mañanero por el monte viendo a un lado el baserritarra sudando con la atxurra y al otro lado el hotelazo masificado. Habla de los ritos, la pérdida de identidad…

Estoy absolutamente prendado de “Infernuko Dantzak”, me parece un temarral de tomo y lomo, con unas guitarras de rasgarse las entrañas. Además, para mi regocijo, me parece la mejor letra del disco, y me recuerda un poco a las letras de Blake Schwarzenbach de Jawbreaker. Alguien se despierta, seguramente con resaca, y hecha de menos a alguien que ya no está. Podeis decirnos algo más sobre este temazo.
La letra de la canción vino de la perdida de un amigo. Describe ese cúmulo de sensaciones que podemos vivir en una solitaria noche, donde las emociones son mucho más intensas, y la mañana siguiente donde vuelve el punto de cordura. Como una montaña rusa, donde va cambiando de narrador de segunda a primera persona, viajando entre sensaciones que parten de la rabia, la impotencia, la añoranza… y acaban en ese rayo de luz que nos hace mirar para adelante, aunque seamos conscientes de que el pasado no va a volver a repetirse.

Hay previsión de un segundo disco? Hacia dónde tirará vuestro sonido?
Tenemos 6 nuevas canciones que queremos grabar pronto. Tiran a un punto más intenso, más de mover la pierna.

Puedes escucharlos en su bandcamp: arrotzak.bandcamp.com


Ramon Mas (Sant Julià de Vilatorta, 1982)

ramon mas

Es autor de las novelas Crònica d’un delicte menor (L’Albí 2012) y Mentre el món explota (Males Herbes 2014), y de tres poemarios. También colabora en un sinfín de fanzines y blogs culturales. En 2010 fundó la revista literaria Males Herbes y en 2012 la editorial del mismo nombre. Como músico es parte implicada en FP y en los recientes Matagalls.

# Agent Orange, Arrotzak, Curasan, Gaizkiñe, Mendra, Petra, Ramon Mas, TSOL, Wipers,