Entrevista: 10 años de La Castanya 15 noviembre, 2018 – Publicado en: BCBlog, Entrevistas

Parece que fué ayer que empezamos a ver a unos jovencísimos y barbilampiños hermanos Guàrdia en todos los conciertos habidos y por haber de la ciudad condal y míralos ahora, convertidos en todos unos hombrecitos de bigotes y barbas más o menos pobladas y con una discográfica entre manos, La Castanya, que este año ha cumplido una década de existencia. ¿Qué sería de nosotros sin A Room with a View, Aliment, Aries, Atomizador, Beach Beach, Biscuit, Desert, Esperit!, Furguson, Isasa, The Jay Vons, Ted Leo and the Pharmacists, Me and the Bees, Mrs Magician, Negro, Rebecca Gates, Obits, Daniel Higgs, Vàlius, Vague Angels, The Van Pelt, The Waterparties, Yawners, The Zephyr Bones, Alberto Polo y Nueva Vulcano? Poca cosa, ¿verdad? Pues hagámonos el favor de celebrarlo como es debido, ya sea yendo al concierto de este sábado, comprando su discos o escuchando a sus grupos. Venga, que 10 años no se celebran cada día. Per molts anys!

Si no me equivoco el sello nació para sacar en vinilo Juego entrópico de Nueva Vulcano, ya que BCore casi no sacaba vinilos por aquel entonces. Ahora parece que los sellos independientes casi sólo sacan vinilos, ya que es de lo poco que se vende un poco. Las cosas han cambiado mucho en 15 años, ¿verdad? Como es tener un sello discográfico en 2018? ¿Es tan anacrónico como dice el fascista de Albert Rivera?

Sí, es curioso que La Castanya naciera para poder editar un disco en un formato, que en 2008 era poco común, aunque todavía no había muerto. En poco tiempo resurgió el vinilo y nosotros a la hora de hacer el sello nunca nos planteamos no publicar las ediciones en vinilo. En estos 10 años, han cambiado mucho las cosas. Aparte del boom o burbuja del vinilo, que creo que estallará por algún sitio también, está todo el tema del digital, es decir, del streaming: una forma de consumir la música bastante cómodo. La tienes en el móvil, en el ordenador… no ocupa espacio, no sé, creo que es una de las revoluciones más importantes que vive la música. Tampoco sabemos si es del todo rentable, ya que parece que las plataformas digitales siempre tienen pérdidas. El modelo supongo que se estabilizará y no sé que pasará con los formatos físicos. En cuanto al Rivera, supongo que no se leyó la noticia de que todas las multinacionales volvían a fabricar vinilos. Entiendo que él es una persona comprometida con las multinacionales de cualquier tipo, por lo tanto sus declaraciones no tenían ningún sentido.

En cuanto a ser un sello ahora en 2018, creo que hacemos una función de prescriptores musicales. Con toda la música que se está haciendo, veo más nuestro trabajo de escoger lo que, según tu criterio, te gusta para enseñarlo y publicarlo.

Imagino que de vender discos no vivís, así que ¿cómo pagáis los alquileres y vuestra vida despendolada? (Este es uno de los secretos mejor guardados de Barcelona)

Vender discos es una odisea, está claro. Ambos, como un tanto por ciento muy elevado de la población donde vivimos, tenemos más de un trabajo. Es una putada no poder dedicarnos al 100% a lo que más nos llena, pero tal como está el sector y el país en general, es complicado hoy en día vivir de una sola cosa. Intentamos esforzarnos para diversificar la actividad que podemos tener en La Castanya, ya que no sólo somos un sello, sino que somos agencia de booking, editorial, management, etc. Intentamos mejorar en cada campo para poder hacer menos de las “otras” tareas.

¿Por qué viajáis tanto? ¿Por qué repartir tantos flyers impresos? ¿No representaba que se podía hacer todo via email o a través de las redes sociales? ¿Sois más analógicos que digitales o al revés?

Supongo que es lo mismo que quedar con un amigo que visita tu ciudad por X motivo. Cenar con él, tomar algo, etc. Podrías mandarle un mensaje de WhatsApp explicándole lo mismo, incluso una puta nota de voz, e irte a sobar al salir del curro, pero creo que todo el mundo prefiere ver a sus amigos en persona. A veces, por el “trajín” de todos, cuesta encontrarse, pero hay que hacer un esfuerzo, pero es bastante satisfactorio poder tener una relación humana sin ningún “device” entre tú y tu amigo. Esto no quiere decir que el uso de cierta tecnología digital no sea beneficiosa para la comunicación, sea con tu amigo o con el público al que quieres llegar para que escuche una canción o vea un concierto.

Yo he hecho fanzines con mi hermano toda la vida y siempre llega un punto en que estamos a punto de matarnos. ¿Cómo es lo de llevar un sello entre hermanos? ¿Por qué cosas os peleáis más?

Pues supongo que igual que vosotros con La Escuela Moderna. Hay muchas complicidades que no tenemos ni que discutir y también hay conflictos que deben resolverse. Tampoco nos peleamos tanto, vivimos en ciudades diferentes, jeje. Nos llamamos la atención si vemos que hay cosas que no funcionan y también hay muchas cosas en las que que estamos de acuerdo sin ni hablar. Una cosa buena es que hay un compromiso común en sacar el proyecto adelante.

¿Cuál es vuestro best seller? ¿Y el worst seller? ¿De qué disco estáis más orgullosos?

Hacemos ediciones cortas de todos los discos, más o menos estamos con todos igual. Sí que hemos tenido que reeditar discos como los de The Van Pelt o el Mermelada dorada de Aries, pero todos se comportan más o menos igual. Digitalmente si que se ha movido mucho el de The Zephyr Bones, supongo que por la conexión con el público más joven que consume música de una manera diferente del público que pueden tener otros grupos.

De todos estamos orgullosos, cada edición es un paso adelante para el sello y un reto para aprender algo nuevo. Es por ello que editamos muy pocos discos al año. Este 2018, sólo hemos sacado tres: Clase media de Negro, el Sense EP de Desert y la próxima semana Brother de Aliment. Recomendamos los tres, claro.

Mucho de vuestro catálogo tiene una influencia clara del hardcore y post-idem de los 90. ¿Hay una cierta nostalgia de aquellos tiempos en los que todavía se vendían discos? Y si es así, ¿cómo lo compagináis con el hecho de ser un sello claramente de nuestro tiempo?

Mmmm … no estoy seguro de lo de la nostalgia. Supongo que lo dices por las reediciones de The Van Pelt o A Room with a View. Creo que no hay nostalgia por nuestra parte. En ambos casos es una reivindicación de unos discos que hicieron ambos. Aparte, de ARWAV no había nada publicado en vinilo y pensamos que tenía que se tenía que hacer, como digo, no por nostalgia, sino para disfrutar de los discos en un formato que nos gusta y de canciones que no se publicaron nunca. Intentamos sacar grupos actuales todo el rato, nuevas canciones, nuevas referencias, etc.

¿Qué pensáis del trap? ¿Sacaríais un disco de ese estilo si molara?

A mí (Albert) me gusta bastante. Escucho mucho las mixtapes de Yung Beef y otra peña de ese palo. De hecho es de la poca música que llevo en el móvil, aparte de los discos que se han de editar en un futuro en La Castanya. Es lo que escucho cuando voy en tren, caminando por la calle, etc. Y creo que si, sacaríamos un disco de este estilo, ya que pensamos más en las canciones. Y hay algunas muy buenas.

¿Es el rock’n’roll una cosa de viejos? ¿Creéis que volverá un tiempo en el que los menores de 25 años monten grupos de guitarra-bajo-batería?

Creo que hay muchos grupos de guitarra-bajo-batería con componentes de menos de 25 años. Y sobre todo más roqueros que los más viejunos. Un ejemplo: The Mistery Lights o The Shack. Ambos muy buenos. Lo que es de viejos es quedarse con los grupos (que no la música) que escuchaste cuando tenías 15-18 años.

Contadnos alguna anécdota de algun grupo americano, por favor. De Gern Blandsten, de Steve Aoki o de quien sea. Un poco de chismorreo, venga…

No es una anécdota, pero me acordaré toda la vida de John Reis fumándose un puro sentado en el escenario del Zeleste 3 antes de tocar con Hot Snakes, en 2005. Con la camisa abierta, haha.

¿Planes de futuro? ¿Próximas ediciones? ¿Conciertos?

Haremos cosas no relacionadas con la música asociándonos con amigos de otros sectores. Creo que molar. El año que viene salimos con discos de Furguson, Yawners, Aries, Lidia Damunt, Isasa y seguro que más cosas.

Sábado 17 noviembre 2018 18:00 h. en la sala Apolo:

LCX: Hot Snakes + The Van Pelt + Flasher + White Magic

Foto de portada: Albert Guàrdia, Conrado Isasa y Joan Guàrdia de cañas


Uri Amat (Barcelona, 1973)

Lleva pisando estos campos del Señor desde hace más de 40 años. Su larga “militancia” en el underground empieza en su pre-adolescencia, cuando empieza a editar fanzines con su hermano mayor bajo los nombres más estrafalarios: Rowed Out!, Hangover y La Escuela Moderna son algunos de ellos. También ha estado implicado en otras publicaciones en las que, incomprensiblemente, le han dejado colaborar: la revista de tendencias AB, el fanzine Absolut de BCore y su posterior encarnación digital o el blog Gent Normal, entre otros. Nunca le han pagado ni un céntimo por ninguno de sus artículos o entrevistas. Pero como decimos en catalán: “ací caic, allà m’alço”. Actualmente se dedica, cuando sus retoños se lo permiten, a ir a trabajar en bicicleta, visitar bibliotecas y beber en bares de viejos. Éstas (bicis, bares y bibliotecas) son las tres “B” básicas de la ciudad utópica fourierista en la que ingenuamente cree vivir hoy en día, mientras a su alrededor todo se derrumba.

# A Room With a View, Alberto Polo, Aliment, Aries, Atomizador, Beach Beach, Biscuit, Daniel Higgs, Desert, esperit, Furguson, Isasa, Me and The Bees, Mrs Magician, Negro, nueva vulcano, Obits, Rebecca Gates, Ted Leo and the Pharmacists, The Jay Vons, The Mistery Lights, The Shack, The Van Pelt, The Waterparties, The Zephyr Bones, Vague Angels, Vàlius, Yawners, Yung Beef,