¡Desafinado! (Spanish Bossa Nova 1963-1975): ‘liner notes’ por Òscar Dalmau 8 mayo, 2018 – Publicado en: Adarce Records, BCBlog, Reediciones

Mediados del siglo pasado. La música comercial es una máquina de fabricar bailes que se atropellan los unos a los otros con el ansia de calar entre el público y perpetuarse en el tiempo. Conviven un sinfín de coreografías: hully gully, madison, rock, limbo, twist y un largo etcétera hasta que una nueva danza llamada bossa nova irrumpe en los guateques.

Joao Gilberto, Tom Jobim o Vinicius de Moraes triunfan en Brasil con esta mezcla de samba y jazz pero el género no explota internacionalmente hasta que algunos jazzmen de Estados Unidos deciden importarla. De ahí desembarca en Europa, vía Francia, gracias a Sacha Distel, el primero que graba en el continente un EP dedicado íntegramente al nuevo fenómeno. Corre el año 1962.

Poco después en España, Los 3 de Castilla emulan al crooner francés y publican un EP con 4 bossa novas, dos de las cuales ya versionadas por Distel: ‘Desafinado’ y ‘Eso beso’. Rudy Ventura también las graba, pero en discos separados. Y el italiano Ennio Sangiusto edita en el sello Belter ‘É luxo só’, rebautizado como ‘El ritmo bossa nova’ que funciona como una carta de presentación: “Mira, los pasos nuevos tan graciosos para bailar / Baila, sus movimientos armoniosos te encantarán / Vaivén del ritmo joven fascinante, trepidante / El estilo de la nueva ola, la bossa nova”. Los 3 Sudamericanos se sumarán a la moda reivindicando en ‘Me gusta la bossa nova’ (So danço samba) que “En el mundo el twist no reina más. Me cansé de bailar el calipso y el chachachá”.

En ese periodo germinal de la bossa nova en España se dispara el número de artistas que se apuntan a incluir algún tema, adaptado u original, en sus discografías: Tony Vilaplana, Mina, Duo Dinámico, Latin Combo, Los 4 Brujos, Gina Baró, Grau Carol, Salomé o Marisol. Esta última ayuda a popularizar la nueva ola rodando “Marisol rumbo a Río”, una película taquillera ambientada parcialmente en Brasil con banda sonora del maestro Augusto Algueró.

En esta recopilación hemos excavado a conciencia los archivos de tres discográficas barcelonesas. La mayor parte de los temas pertenecen a Belter, la compañía más veterana de las 3, fundada en 1954 y que apuntala el negocio en el pop, el rock, el flamenco y la rumba. Discophon aparece posteriormente, en 1960, gracias al empeño de Francisco Sánchez Ortega, violinista, hombre de radio y empresario. En este sello graban artistas de la talla de Peret, Moncho, Antonio Machín o Bruno Lomas. Y, por último, Olympo, que nace en 1970 y edita un profuso catálogo, hasta 1984, rebosante de recopilaciones y música orquestal de fácil escucha.

En este disco se sirven bossa novas cantadas en español que, incomprensiblemente, todavía no habían sido reeditadas en vinilo y que fueron grabadas entre dos décadas prodigiosas, musicalmente hablando: los años sesenta y setenta del siglo veinte.

PAULA
Mi habitación (Belter, 1970)
Abrimos esta recopilación con una canción pasional escrita por Marisa Medina y Ricardo Ceratto e interpretada por Paula Ribas, una artista portuguesa que se atrevió a cantar en español con bastante solvencia. Y también a susurrarlo y gemirlo durante varios pasajes de este tema. En él recuerda su amor inconfesable por un hombre que ha dejado huella en su alcoba y asegura que tiene “las cuatro paredes llenas de fotografías” con su cara. ¿Enamorada o psicópata? Escuchen atentamente y concluyan ustedes.

SALOMÉ
Soy muy poca cosa (Belter, 1969)
Maria Rosa Marco, bajo el nombre comercial de “Salomé”, gana para España el Festival de Eurovisión de 1969. Aunque tiene que compartir trofeo con otros tres países: Francia, Reino Unido y Holanda. Poco después publica un disco de larga duración que, además del tema ganador, incluye esta bossa nova compuesta por el tándem más prolífico del pop catalán de los años sesenta: el poeta Josep Maria Andreu y el compositor/arreglista/pianista Lleó Borrell. Escrita originalmente en catalán para que la interprete Jacinta, Salomé también se apunta al carro y llega a grabar hasta tres versiones distintas.

COCKY MAZZETTI
¿Por qué? ¿Por qué? (Belter, 1963)
Elsa, alias Cocky, Mazzetti es una de las decenas de cantantes de Italia que se atrevieron con mayor o menor destreza a cantar en español para aumentar los márgenes de negocio. Se hace popular gracias al Festival de San Remo, donde participa en un montón de ediciones sin llegar a ganarlo nunca. Es el caso de “Perché, perché” que defiende en el certamen sanremés junto al cantante Tony Renis pero no alcanza el pódium pese a llevar el sello musical de un gran maestro: Gigi Cichellero, el director residente de la orquesta de la radiotelevisión italiana durante los años 60 y 70.

ELSA BAEZA
Guapa (Belter, 1967)
En la era de lo políticamente correcto esta tonada puede ser acusada de machista por criticar que a una mujer le moleste ser piropeada públicamente. Para más inri, es una mujer quién lo critica, la cantante cubana afincada en España, Elsa Baeza. Aunque el tema está escrito por un hombre, el chileno Joaquín Prieto, famoso por ser también el autor de “La novia” y hermano de Antonio Prieto, que aparece en el noveno tema de esta recopilación. El EP que supone el debut discográfico de Elsa rinde tributo a la bossa nova con este y otro tema titulado “Dubeque Dublín”, que no es más que la versión española de una samba popularizada en Brasil por Ivon Curi.

LA NUEVA GENERACIÓN
Tim dom dom (Belter, 1968)
El guitarrista y cantante Jorge Ben debuta con este tema en 1963. Pero, cosas de la vida, la pieza no se populariza mundialmente hasta que Sergio Mendes, 3 años más tarde, la versiona. Y precisamente esa versión cautiva a un grupo vocal argentino llamado La Nueva Generación. Belter apuesta por editar en España su primer elepé que es un compendio de groove, scat y delicioso easy listening servido por voces femeninas. Un sinfín de dabadabas sólo aptos para tímpanos refinados.

BRUNO LOMAS
Nuestro momento (Discophon, 1969)
Tras el nombre artístico de Bruno Lomas se esconde un rockero valenciano bautizado como Emilio Valdoví. Además de cantar, toca la guitarra y actúa en películas musicales como “Chico chica boom”. Precisamente el single del tema principal de este film esconde en su cara B esta sugerente bossa nova. Ojito porque las primeras notas pueden despistar un poco al oyente. Pero el sonido inicial que huele a jazz acaba desembocando segundos después en el ritmo brasileño.

SEISON SHOW
La muchacha del week-end (Belter, 1964)
Para probar suerte en la 1ª edición del Festival Internacional de la Canción de Mallorca, Belter reúne a varios artistas en nómina y los empaqueta en un sexteto bautizado como Seison Show. Por un lado tres voces femeninas perfectamente conjuntadas: Las Hermanas Serrano (Josefina y Amparo) y la italiana Nella Colombo. Las acompaña un trío rítmico formado por Javier Cubedo al bajo, Miguel Iniesta a la guitarra y Manolo Ribera a la batería. El experimento no dura demasiado y sólo llegan a grabar 14 canciones. Entre ellas esta bossa italiana adaptada al español por Juli Guiu Clarà.

ANTONIO GONZÁLEZ
Notarás que aún te quiero (Belter 1975)
“El Pescaílla” pasa a la historia, litigando con Peret, por ser uno de los padres de la rumba catalana. Pero al margen de este género y del flamenco, al lado de su mujer Lola Flores, Antonio González también arriesga para adentrarse en terrenos pop donde se mueve con cierto gracejo. Se atreve a versionar estándards de jazz, boleros y hasta bossa nova como esta “Notarás que aún te quiero”. Con música del pianista Felipe Campuzano y letra de Fernando Galván.

ANTONIO PRIETO
Chove chuva (Belter, 1967)
El primer elepé de Jorge Ben continúa desgranándose en Belter varios años después de haberse publicado en Brasil. Como pasa con “Tim dom dom”, “Chove chuva” alcanza popularidad en nuestro país gracias a la adaptación en inglés de Sergio Mendes y su grupo Brasil’66. De hecho, la versión española calca musicalmente la de Mendes. Aunque cambiando la voz solista femenina por el timbre de crooner del actor y cantante chileno Antonio Prieto.

LOS 3 SUDAMERICANOS
Un hombre y una mujer (Belter, 1967)
El film francés ‘Un homme et une femme’ gana la Palma de Oro en el Festival de Cannes y dos Oscars. Su banda sonora, compuesta por Francis Lai, trasciende el celuloide y el tema principal de la película suena en todo el planeta. Los 3 Sudamericanos, un trío paraguayo que reside en España, convierten el tema original en una bossa nova. Alma María es la voz solista mientras Johnny Torales y Casto Darío la secundan llenándola a rebosar de coros dabadabas.

LOS AGUACATES
Agua de beber (Belter, 1967)
Este sexteto tinerfeño empieza a grabar discos después de participar en el IX Festival de Benidorm. Ficha por Belter y, de sus numerosas versiones, destaca este clásico de Tom Jobim y Vinicius de Moraes. Marisol Cruz lleva la voz cantante y, entre los solos instrumentales que contiene el tema destaca el de la flauta travesera de Ernesto Beteta.

HERMANAS BENÍTEZ
Nada, nada (Discophon, 1963)
Desde Cuba aterrizan en España las Hermanas Benítez. Llegan siendo un quinteto aunque acaban siendo un trío que el sello Discophon contrata durante 3 años. Petry, Juanita y Haydee deciden continuar grabando discos bajo su apellido y entre sus éxitos de ventas destaca un EP donde versionan “America”, del film West Side Story. Pero ese disco oculta esta brillante bossa nova titulada “Nada, nada”. Una composición original con letra de José Martín y música de José Chova Santandreu. El maestro Augusto Algueró firma el arreglo de aires brasileños bajo el pseudònimo de C.Mapel.

LOS MILLONARIOS
Más que nada (Belter, 1967)
Como muchos otros grupos de Mallorca, Los Millonarios construyen su repertorio para agradar a los turistas veraniegos que invaden la isla en aquellos años. Por eso tocan temas que hablan directamente de la isla y sus bondades: Noche de Mallorca, En un celler mallorquín, Me lo dijo Pérez o Cuevas del Drach (sic). Y entre su particular lectura del Porompompero o La yenka, se les cuela esta bossa nova original de Jorge Ben (otra más) popularizada por Sergio Mendes (otra vez) meses antes de llegar hasta Los Millonarios. Mención especial para uno de los integrantes del cuarteto, Andreu Pol, el encargado de ir amenizando la melodía con filigranas al teclado del órgano.

RICHARD Y SUS BAMBUCOS
Música en la bahía (Belter, 1966)
Un argentino, apellidado Ricciardelli, decide liderar un grupo rebautizándose como si fuera anglosajón. Entre sus adláteres bambucos hay otro compatriota, José Morell, que es una máquina de escribir éxitos grabados por muchísimos artistas del pop español de la época. Suyos son hits como “El turista 1.999.999”, “Vuelo 502”, “Gibraltareña”, “El puente” y un extenso etcétera. La bossa nova que cierra este recopilatorio también es obra de Morell, un homenaje a la bahía azul de la isla de Palma.

Escucha el disco aquí.

Òscar Dalmau (DJ Phil Musical) Es el autor de los textos del recopilatorio ¡Desafinado!, y co-responsable de la selección de los temas del disco. Guionista de humor y presentador de programas de radio y televisión en Catalunya, ganó el premio Ondas al mejor programa de radio por La Competència (RAC1). Amante del easy listening y el pop orquestal, presentó hace años programas dedicados a radiar la mejor música de ascensor de todos los tiempos en Catalunya Ràdio y RAC1. En los últimos tiempos se ha dedicado a recopilar rarezas pop, jazz y bossa nova cantadas en lengua catalana y reunidas en 4 volúmenes titulados “Pop a la catalana”.

# Antonio González, Antonio Machín, Antonio Prieto, Augusto Algueró, Bruno Lomas, Cocky Mazzetti, Duo Dinámico, Elsa Baeza, Ennio Sangiusto, Gina Baró, Grau Carol, Hermanas Benítez, Joao Gilberto, La Nueva Generación, Latin Combo, Los 3 de Castilla, Los 3 Sudamericanos, Los 4 Brujos, Los Aguacates, Los Millonarios, Marisol, Mina, Moncho, Paula, Peret, Richard y sus Bambucos, Rudy Ventura, Sacha Distel, Salomé, Seison Show, Tom Jobim, Tony Vilaplana, Vinicius de Moraes,