Punk-rock tras el telón de acero 19 junio, 2018 – Publicado en: BCBlog, Opinión

10 temas de punk y new wave que vinieron del frío

Ya sabemos de lo volátil y lo efímero de la memoria, y también que al final la historia la escriben los vencedores, por lo que de los vencidos solo se suele hablar en modo de caricatura. Esto mismo es lo que ha pasado con el rock hecho al otro lado del telón de acero, así que antes de mencionar un tropel de bandas de nombres eslavos y germánicos os pondré en situación. Estamos en los años 80, ya sabéis quienes gobiernan en el bloque occidental –más o menos como ahora- y al otro lado del telón de acero están Andropov, Chernenko y Gorbachev dirigiendo con mano de acero el gran oso ruso y vigilando de cerca a sus aliados del pacto de Varsovia, impidiendo la penetración de cualquier muestra de cultura occidental dado su carácter de arma propagandística del enemigo. Un momento ¿seguro que esto último es cierto? Rascando en la superficie descubriremos que no. Aparte del excelente artículo de David Muñoz en el pasado Ruta 66 nº355 (“Si no se puede bailar… no es mi revolución. Soviet Rock”) dónde desgrana el pop y el rock en los 60s y 70s en los países socialistas del este de Europa, en este modesto texto intentaré añadir algunos ejemplos relacionados con el punk y la new wave en ese mismo espacio geográfico. Tengan en cuenta, naturalmente, que a las influencias que llegaban en cuentagotas hay que añadirles el gusto por la mezcla con sonidos autóctonos y una estética de bandas creada a partir del ingenio y la improvisación, con lo cual las equiparaciones con clásicos de corte anglosajón deben ser contextualizadas y puestas entre paréntesis. Vamos allá:

1 Kino – Dal’she deystvovat’ budem my (1988) / 1.2 Tsentr – Navsiegda (1988)

Kino, y más concretamente su vocalista Viktor Tsoi, siguen siendo un grupo de referencia en la actual Rusia. Aparte del carácter de leyenda que le dio un fallecimiento prematuro en accidente de tráfico 1990, Viktor fue también actor, poeta y un excelente compositor muy influenciado por el postpunk y la new wave. Kino llegaron a editar su álbum Grupa Krovi en occidente, asi como firmaron varios temas en el recopilatorio Red Wave: 4 underground bands from the USSR. Por la misma época una banda parecida, Tsentr, también publicó en  Nord/Sud –a la vez que en el sello estatal Melodia- su álbum de debut, tras años de grabaciones caseras y de circulación underground, como tantas grupos en la URSS.

2- SiekieraBez Konca (1986)

Siekiera son autores de uno de mis discos favoritos de todos los tiempos: Nowa Aleksandria, un álbum que podría haber ser firmado por cualquier banda bajo sobredosis de los primeros trabajos de Killing Joke. Fundados en los primeros 80 en Polonia, tras haber empezado con versiones de Uk Subs y Exploited  prosiguen con una evolución a sonidos más propios, claramente influidos por el postpunk de la época. En 1984 tienen un éxito descomunal en el Festival Rock de Jarocin, así como en el festival de Robrège, cuyo cartel era nutrido principalmente bandas de reggae y punk rock. Tras telonear a Youth Brigade en Polonia, acaban grabando el ya mencionado Nowa Aleksandria en el sello estatal Tonpress, cuyo catálogo albergaba también muchas referencias discográficas occidentales.

3- ArmiaAntiarmia (1987):

Grupo actualmente todavía en activo, pero del que destacaremos su disco Antiarmia. Fundado por Tomasz Budzyński –ex cantante de Siekiera- y dos ex miembros del grupo de reggae Izrael, Armia se destacaran en 1987 con un disco bestial de hardcore-punk como el ya mencionado Antiarmia y compartirán el recopilatorio Jak punk to punk donde aparecerá su éxito radiofónico ”Jezeli..”, ambos editados por el sello estatal Tonpress. Tomasz destaca además por su carrera como pintor y como poeta, rasgo que parece bastante común a muchas de estas bandas orientales.

4- Lady PankKryzysowa Narzeczona (1983)

Con más de 30 años a sus espaldas, Lady Pank editaron en 1983 su disco de debut homónimo en Tonpress, resultando una colección de temas de new wave fresquísimos con textos en la lengua del papa Wojtyla. Unos auténticos revienta salas en Polonia, con un record absoluto de conciertos entre 1983 y 1986 –casi a uno por día- la propia MTV sintió interés por el grupo en 1986 y aireó el videoclip de Minus Zero, con aires levemente ska y coros de hermandad. Vale la pena pegarle una escucha a su primer disco al cual pertenece el tema Kryzysowa Narzeczona. Posteriormente evolucionaron a sonidos pop/rock más convencionales.

5- Grazhdanskaya OboronaVse Idiet Po Planu (1988)

Esta banda es realmente el proyecto unipersonal de Yegor Létov, considerado el padrino del punk en Rusia. Formado en una familia de lectores compulsivos, Letov empezó a componer y grabar sus primeras maquetas de autoedición a mediados de los 80. Inicialmente Letov compuso letras profundamente duras contra el socialismo soviético, cosa que le acarreó breves encierros en hospitales mentales como enemigo del estado.  El sonido de GrOb, como también se les conocía, era un punk rock con toques psicodélicos y melodías influídas por el folk ruso y siberiano. Las letras evolucionarán progresivamente a un estilo más existencialista, poético y surreal, abandonando la provocación inicial. Letov ingresó en el Partido Nacional-Bolchevique en los años 90, vanagloriándose de una ideología mezcla de comunismo, cristianismo y espiritualidad, además de enorgullecerse de poseer uno de los primeros carnets de dicha organización junto con Alexander Duguin y Edward Limónov. Hacia el final de su vida, ya en 2004, abandonó esa militancia. Su discografía es amplia e inabarcable, pero digna de ser investigada y escuchada con calma.

6- Feeling BArtig (1988)
Nacidos en Berlín Oriental en una de las zonas más vigiladas del planeta en plena guerra fría (daba igual si era lado occidental u oriental) Feeling B son conocidos por haber conseguido ser las primeras bandas punk en grabar un disco con el sello estatal Amiga, anteriormente editora de muchas joyas surf, beat y hard rock en la Alemania socialista. El punk en la RDA  dejó de ser una sospechosa infiltración occidental para empezar a ser tolerado y aceptado a mediados de los 80 dentro del movimiento “Las otras bandas”. De esta manera tanto la Juventud Libre Alemana (FDJ, juventudes socialistas) como las iglesias organizaban conciertos habitualmente, siendo famosa la agresión de varios punks por unos incipientes skins neonazis en un show en la Zionkirche en 1987, con la detención de los agresores a posteriori y el temor soterrado a un posible resurgir de la amenaza fascista. Por Feeling B pasaron varios miembros de los luego metaleros multimillonarios Rammstein, entre ellos su teclista Christian Flake Florenz.

7 Die Skeptiker Unmut (1989)

Die Skeptiker es otra de las nuevas bandas al margen del rock masivo germanooriental, representado por bandas como City, Karat, Die Puhdys o Silly.  Fundados en 1986, su popularidad irá creciendo progresivamente hasta que finalmente serán premiados en la IX Semana de música juvenil organizada por la FDJ junto con el grupo Sandow lo que les llevará, tras autoditar dos cassettes, a que el sello Amiga publique su primer Ep en 1989 dentro de la serie “Las Nuevas Bandas”, donde también se encuentra el tema Unmut, así como su primer Lp. Die Skeptiker seguirán en activo hasta el cambio de siglo en plena forma y editando discos. Tras una breve separación, hoy todavía siguen en activo.

8 Panktri Lublana je bulana (1978)
El primer grupo punk de Yugoslavia y posiblemente de los países del este de Europa. Tanto Yugoslavia como Polonia siempre fueron culturalmente más cercanas a la Europa occidental, y musicalmente se traduce en múltiples referencias, bandas, estilos y discos, así como giras de bandas occidentales.  Panktri (que significa “Bastardos” en esloveno) editó 4 álbumes en sellos estatales, así como son parte del recopilatorio Novi Punk Val de 1981. Su tema Lublana je bulana–Liubliana está enferma- aparece precisamente en esa compilación.

9 Sarlo AkrobataNiko  Kao Ja (1981)
Influenciados por la new wave y el 2 tone, Sarlo Akrobata (Charlot el acróbata) solo dejará un Lp editado por el sello Jugoton que es considerado uno de los más influyentes en la zona durante los años 80, El tema que mencionamos es un tema de ska juguetón que aparecerá en el recopilatorio Paket Arazman con otras bandas como los remarcables Idoli, Más allá de lo chocante de la mezcla de la fonética serbocroata y los ritmos ska merece darles una escucha

10 Pekinska PatkaPoderimo rock (1980)
Formado por músicos con carreras en bandas progresivas y de rock más convencional, sus miembros quedaron fuertemente impresionados por el 77 británico y competirán por el honor de haber grabado el primer disco punk yugoslavo con los ya mencionados Panktri. Tras editar en el sello estatal Jugoton su álbum Plitka Poezisja, harán un giro al afterpunk y se separarán. Altamente influyentes, sus rastros llegarán a que hace unos años su Poderimo rock fuese versioneado por los norteamericanos Downtown Boys en una incendiaria versión con saxos y voces femeninas desbocadas.

Y la versión de Downtown Boys:

 


Toni Esteban (Badalona, 1977)

Nacido y residente en la periferia barcelonesa, educado entre fábricas, murales sindicales, chutas en los descampados y lluvias continuas de carbonilla. De una criba personal infantil dedujo que sus grupos preferidos eran Siniestro Total y Los Nikis, hasta que abrazó unas cuantas cintas grabadas de rock radikal vasco y poco después engrosó la fértil escena hardcore local.
De formación periodista, salvo un espejismo de varios meses en una redacción de Pedro Jota Ramírez, nunca ejerció como tal. Apasionado de la música, la cerveza, la agitación política y la discusión en el bar, este currante del PAS de la Universitat Autónoma escribe allí y cuando se le deja y se le permite.

# Armia, City, Die Puhdys, Die Skeptiker, Downtown Boys, Exploited, Feeling B, Grazhdanskaya Oborona, Idoli, Izrael, Karat, Killing Joke, Kino, Lady Pank, Panktri, Pekinska Patka, Rammstein, Sarlo Akrobata, Siekiera, Silly, Tsentr, UK Subs, Youth Brigade,